«La apuesta por sectores emergentes no debe hacer que decaiga el apoyo a la I+D que hace la industria tradicional»

M.A.M.SAN SEBASTIÁN.

Ramón Uribe-Echeberria, director gerente de Ideko, aplaude que a pesar de la crisis (o quizás gracias a ella) la inversión de las empresas vascas en I+D sigue aumentando. De cara al futuro, advierte del riesgo que puede suponer que ante la escasez de recursos de las instituciones, el necesario apoyo a sectores emergentes vaya en detrimento de los fondos para la I+D vinculada a la industria tradicional que, recuerda, sigue siendo la que sostiene la economía vasca, española y europea.

- La primera pregunta en este momento parece obligada. Con la crisis ¿la inversión de las empresas en I+D ha caído o ha repuntado?

- Los datos revelan un aumento de la inversión en I+D en Euskadi, y en nuestro caso podemos decir que así lo hemos notado. Este año vamos a cerrar con un incremento de ingresos del 7% y para 2012 prevemos un alza del 5%. Un crecimiento que, además, viene por las dos vías posibles: nuestros socios históricos han mantenido o aumentado su inversión y, al mismo tiempo, hemos captado nuevos clientes.

- ¿Y los fondos públicos?

- La Unión Europea ha incrementado este año las partidas para I+D, algo que ya estaba previsto; el Gobierno Vasco ha reducido en 2011 su presupuesto ligeramente, pero su apuesta por este ámbito es firme y parece que va a haber un nuevo incremento para 2012. Donde más se ha notado la limitación de recursos es en el caso del Gobierno español. En todo caso, debo recordar que el 64% de nuestros ingresos procede de las empresas.

- ¿Teme que en los próximos años haya recortes en la asignación de recursos para innovación como consecuencia de las políticas antidéficit y de control del gasto que se están imponiendo?

- La apuesta de las instituciones por la I+D parece clara. Todas comparten que es un elemento clave de competitividad para las empresas, las regiones y para el conjunto de Europa. Más que por el aumento o recorte de fondos, mi preocupación está más ligada al destino de los fondos.

- ¿En qué sentid0?

- Nadie discute que hay sectores emergentes con grandes potencialidades que hay que apoyar decididamente. Pero ese apoyo no debe ir en detrimento de la industria tradicional y de los agentes que hacemos I+D para ese tipo de industria, que es la que hoy por hoy sostiene la economía europea, española y, por supuesto, la vasca.

- Es decir, no recortar el apoyo a la investigación en máquina-herramienta o automoción para desviarlo al ámbito sanitario, lo bio...

- Deben ser compatibles porque, de hecho, no son excluyentes. Hablando de la máquina-herramienta, por ejemplo, la industria vasca tiene una enorme capacidad en ingeniería de precisión, lo que ofrece grandes oportunidades en el ámbito sanitario, biotecnológico... Es más, en Ideko hemos identificado proyectos concretos en ingeniería de tejidos muy interesantes para nuestros clientes, que dan lugar a al menos tres líneas de producto. La salud y la bioingeniería están generando grandes oportunidades de negocio también para la industria tradicional.