Bildu, PP y Aralar se unen para sustituir los peajes por otro sistema de cobro

Las Juntas aprobaron crear la ponencia que definirá el nuevo método de recaudación. PNV y PSE se abstuvieron, aunque anunciaron que participarán en la comisión

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.
Larraitz Ugarte espera a que se inicie la comisión, mientras los junteros intercambian opiniones sobre el orden del día. ::                             USOZ/
Larraitz Ugarte espera a que se inicie la comisión, mientras los junteros intercambian opiniones sobre el orden del día. :: USOZ

Gipuzkoa busca un nuevo modelo de financiación de las carreteras que pasa, sí o sí, porque los conductores paguen. La ponencia que se constituirá en las Juntas Generales definirá un nuevo sistema de cobro, pero partiendo de una premisa: el presupuesto foral no puede hacer frente al enorme coste de mantenimiento de la red y a los préstamos que debe devolver Bidegi. Este punto de partida cuenta con el consenso de Bildu, PNV, PSE y Aralar. En esta cuestión, coinciden con la línea imperante en las instituciones europeas: el que usa, paga.

Las diferencias entre los partidos radican en el sistema de cobro. Bildu, PP y Aralar se muestran críticos con los peajes. Estiman que resultan caros y que discriminan a los ciudadanos en función de dónde residen. Por ejemplo, quienes viven en el eje de la AP-8 pagan cada vez que cogen el coche y los que residen en el entorno de la N-I disponen de una autovía gratis.

Peaje de Etxegarate

Jeltzales y socialistas señalan que la discusión sobre la financiación quedó resuelta en la pasada legislatura. La ponencia que se desarrolló a lo largo de los pasados cuatro años traspuso la directiva europea sobre la sostenibilidad económica de las carreteras.

La principal medida acordada por PNV, PSE y H1! fue establecer un peaje para camiones en Etxegarate. El objetivo era que los 10.000 tráilers que cada día transitan por Gipuzkoa en ruta internacional contribuyan al mantenimiento de la N-I. La eliminación de este peaje fue una de las primeras decisiones de Bildu, que contó con el apoyo del PP y Aralar.

Estos dos bloques se visualizaron ayer con claridad en la Comisión de Infraestructuras Viarias. Bildu, PP y Aralar propusieron la constitución de una nueva ponencia, con el fin de establecer un sistema de cobro distinto al actual. La iniciativa salió adelante con los votos de este tres grupos. PNV y PSE se abstuvieron, aunque anunciaron que participarán en la comisión.

A la ponencia serán invitados los sectores directamente implicados, como el RACE y las asociaciones de transportistas, así como expertos y agentes sociales. Los debates se desarrollarán durante tres meses. A buen seguro, uno de los temas estrella será la posibilidad de sustituir los peajes por la viñeta. Este último sistema consiste en que los conductores están obligados a abonar una cantidad determinada para poder utilizar las carreteras de alta capacidad. El precio de la viñeta dependerá de su vigencia: una semana, un mes, un año. El conductor deberá pegar en el parabrisas de su vehículo la pegatina que sirve de comprobante del abono.

Transcurridos los tres meses de debate, la ponencia elaborará las conclusiones que servirán de base para elaborar una nueva norma foral. Ésta deberá ser aprobada en las Juntas. Bildu, PP y Aralar cuentan con la mayoría suficiente para dar luz verde a la propuesta que acuerden, de forma que no precisan los votos del PNV ni del PSE.

Inicio con tropezón

A día de hoy es difícil aventurar si Gipuzkoa contará con una norma foral apoyada por unanimidad. No lo fue la aprobada en la pasada legislatura. Lo que sí se puede constatar es que la ponencia arrancó dando un tropezón. La comisión de la pasada legislatura se constituyó con el acuerdo unánime de todos los grupos. La que arrancó ayer, sin embargo, cosechó la abstención de PNV y PSE.

Los socialistas propusieron incluir en el debate las nuevas infraestructuras del transporte, en referencia al Metro y al TAV. La iniciativa del PSE provocó un receso en la comisión para intentar llegar a un acuerdo. Este no fue posible.

Los jeltzales señalaron que el peaje de Etxegarate daba respuesta «a los desequilibrios que ahora se quieren resolver. Su eliminación, dejando barra libre a los camiones de paso, ahonda en ese desequilibrio». Aralar se posicionó a favor de la viñeta social, en tanto que el PP indicó que defenderá la «especificidad de los guipuzcoanos». Bildu deseó un acuerdo amplio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos