La etapa entre Oion y Arrate de la Vuelta a España tendrá 147 kilómetros

Los ciclistas rodarán por Aretxabaleta, Arrasate y subirán Kanpazar antes de llegar a la meta en Arrate

MIKEL URIARTEVITORIA.

La Vuelta a España 2012 saldrá con prisa. Comenzará en Pamplona el 18 de agosto con una contrarreloj de equipos sobre el trepidante recorrido del encierro de los 'sanfermines'. Y enseguida, en la tercera etapa, las rampas de Arrate ordenarán a los favoritos. Un día después, el 21 de agosto, el pelotón partirá desde Barakaldo para, tras ascender Orduña, uno de los puertos míticos de esta carrera, terminar en la estación riojana de Valdezcaray, ausente desde 1991. Sin pausa: dos finales en alto en apenas cuatro etapas. Los favoritos tendrán que llegar a punto al inicio de una ronda que, casi tres semanas después, se decidirá en la larga subida a la Bola del Mundo (Navacerrada).

Como adelantó ayer 'Punto Radio', las dos etapas vascas de la Vuelta 2012 ya están practicamente perfiladas. La primera de ellas, el 20 de agosto, saldrá desde las Bodegas Faustino, en Oion, y finalizará en el Santuario de Arrate. En la jornada siguiente, Barakaldo acogerá la salida de un itinerario que irá hasta la estación de esquí de Valdezcaray. Serán etapas breves: no superarán los 150 kilómetros.

La jornada entre Oion y Arrate tendrá 147 kilómetros. Tras pasar los corredores por localidades como Laguardia o Elvillar, la caravana se dirigirá hacia el alto de Bernedo para transitar más tarde por Treviño y ascender el Puerto de Vitoria. A su paso por la capital alavesa -final de etapa en la pasada edición- el pelotón saldrá hacia la zona de Landa para descender hacia Gipuzkoa y rodar por Aretxabaleta, Arrasate y subir Kanpazar.

De ahí, hacia Abadiño para, en principio, superar también el alto de Areitio antes de bajar a Ermua y Eibar, y afrontar la última dificultad del día, el Santuario de Arrate, final habitual de la Vuelta al País Vasco y en su día de la Euzkal Bizikleta. No habrá, por tanto, dos pasos por Arrate. La organización evita el exceso de dureza porque no quiere que la Vuelta quede sentenciada tan pronto. Arrate estaba ausente de la Vuelta desde 1974.

Un día más tarde la caravana partirá desde Barakaldo hacia Valdezcaray, con 150 kilómetros de recorrido. Los participantes abandonarán Vizcaya por Sodupe para meterse en Álava por Okondo y Respaldiza y de ahí tocar de forma efímera otra vez suelo vizcaíno -no se va por Amurrio, sino por Lendoño-, ya que deberán subir el alto de Orduña. El mito. El puerto que marcó la historia de la Vuelta cuando las carreteras de Euskadi eran el núcleo de esta prueba. En 1973, Ocaña, Merckx y Thevenet -tres ganadores del Tour- protagonizaron allí una de las grandes gestas en la historia de la Vuelta.

De Perico a Indurain

Aquella recordada etapa acabó con victoria de Merckx en Miranda de Ebro. En 2012, la meta estará más lejos. Tras pasar por Miranda y Haro, la carrera se dirigirá hacia la estación de esquí de Valdezcaray. La organización se planteó subir a la Cruz de la Demanda, pero al final ha optado por Valdecaray, el escenario donde Perico Delgado ganó una cornoescalada en 1989 y donde, en esa misma edición, Miguel Indurain, aún una promesa, pasó uno de sus pocos malos días.

La subida a Valdezcaray tiene 14 kilómetros, con un desnivel medio del 5 por ciento. No es un puerto de especial dureza, pero al estar colocado al inicio de la Vuelta puede dejar tocadas la opciones de alguno de los favoritos. Arrate, en la tercera etapa, y Valdezcaray, en la cuarta, marcarán el vertiginoso inicio de una Vuelta que sigue pegada al asfalto de Euskadi tras el éxito de los pasos este año por Bilbao y Vitoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos