«A cortísimo plazo prefiero soluciones a elecciones»

- Amaiur ha logrado grupo propio. ¿Cómo gestionará este óptimo resultado y qué esperan conseguir en el Congreso?

- Ha obtenido un resultado histórico al situar a Amaiur a escasos 2.000 votos de ser la primera fuerza en Euskal Herria. Debemos gestionar ese éxito huyendo de todo gesto o estridencia que pueda suscitar recelos o sentimientos negativos en el Congreso de España. Deberemos tejer las complicidades necesarias desde la izquierda de los pueblos para forzar una segunda transición que supere definitivamente los graves déficits de la primera.

- Ante los resultados obtenidos por PNV y Amaiur, ¿es obligada una recomposición del mundo nacionalista?

- El PNV no es nuestro enemigo político sino un adversario al que, a pesar de que ha sido especialmente agresivo y zafio contra nosotros en esta campaña, respetamos y felicitamos por su buen resultado. Lo importante es que hoy en los territorios vasco-navarros la suma abertzale supera a la unionista pero también la suma de la izquierda supera a la de la derecha.

- ¿Son inevitables las elecciones anticipadas en Euskadi?

- Este Gobierno y este Parlamento no representan la voluntad democrática de la ciudadanía de la CAV. Esa anormalidad en términos democráticos debe ser subsanada mediante nuevas elecciones. Dicho esto y para el cortísimo plazo, yo preferiría hablar de soluciones y no de elecciones, al menos de manera inmediata. El lehendakari debería dejar de ejercer de lehendakari de 'PSPP' y ejercer frente a Rajoy de portavoz de las exigencias de transformación y humanización del conflicto.

- ¿Espera que el Supremo dictamine su excarcelación y le permita ser candidato a lehendakari?

- Nuestra condena en la Audiencia Nacional no se sometió al criterio judicial, sino al político, y lo mismo sucederá con la sentencia en el Tribunal Supremo. Según la OCDE, el índice de independencia judicial en España se sitúa en el puesto 54, entre Egipto e Irán. Como comprenderá, mi 'confianza' en la justicia española es muy escasa. Con respecto a las autonómicas, estoy convencido de que la alianza soberanista de izquierdas estará en disposición de ganar. En este sentido, la legalización de Sortu es necesaria y prioritaria. El tema de conformación de listas y candidaturas queda en un segundo nivel.