«Me tomo a risa que digan que soy un político sexy»

-¿Cómo se lleva eso de ostentar el título del 'político más sexy'?

-Pues para una persona absolutamente tímida y pudorosa como yo, con deseos de que no se me pregunte por eso.

-Ya, pero... ¿su mujer qué dice?

-Como no queda más remedio, porque se ha reflejado en los medios de comunicación, nos lo tomamos de manera jocosa, a risa y con el espíritu, ¿cómo diría yo?, lo más risueño posible.

-Le han hecho muchas bromas. Incluso en algún mitin le han lanzado gritos de «sexy».

-Sí. Ha habido algunas bromas. Es lo que sucede cuando en los medios de comunicación se refleja a una persona de una manera determinada, estás sometido a lo que pueda ser la interpretación de la gente.

-¿Ayuda en política que un candidato sea más o menos sexy?

-No, no creo. De hecho, ha habido responsables institucionales, y no voy a hablar de la Comunidad Autónoma del País Vasco sino en otros ámbitos institucionales, que han tenido unas características físicas igual no muy agraciadas y han sido presidentes, jefes de Estado... Esto está muy bien para el cotilleo y el comentario a pie de calle, sin más.