«Nos toca siempre todo lo malo»

La protesta de varios vecinos durante la presentación fue continua. «Los vecinos de Ventas no queremos un tanatorio en el barrio. Ya está bien de que siempre nos toque todo lo malo»; «no podeís poner un tanatorio tan cerca de un colegio y un parque porque los niños tienen que ver cosas alegres y no coches fúnebres»; o «buscad otro sitio», fueron algunas de las frases que se escucharon. Sin embargo, también hubo voces que defendieron que «cada uno puede opinar por sí mismo. No digas 'los vecinos no quieren', porque yo igual no estoy de acuerdo y soy tan vecino como tú». Pese a la amenaza explicita de parte de los asistentes de boicotear la compra de garajes con el objeto de parar la operación, tras la reunión, casi una veintena de personas solicitaron precios y otros datos.