El ejemplo de Jon Alonso, diecisiete años al pie del cañón

El club deportivo Bera Bera, sus secciones de artes marciales, se enorgullecen de contar en su sección de kárate con un campeón con todas las letras. Jon Alonso, de diecisiete años. Lleva contagiando entusiasmo desde que tenía seis años, y el síndrome de Down que padece no le impide dominar este arte marcial. «En ese sentido, la sección está abierta a personas con algún tipo de discapacidad que quieran hacer sus pinitos en esta modalidad o, simplemente, conocerla. En el caso de Jon, nos adaptamos a él y a su ritmo de aprendizaje. Está plenamente integrado, se le ve disfrutando del kárate y es un chico muy querido y valorado por todos. Transmite energía positiva. El próximo fin de semana disfrutará en competición, y nosotros con él. Suele entrenar con karatekas más jóvenes y absorbe las nuevas técnicas como una esponja. Como decía, en el club estamos muy orgullosos de que se entrene con nosotros, y esperemos que así sea por muchos años, porque le vemos disfrutar, y eso es bonito para todos, no solo para él».