Los mejores del mundo

La Federación Internacional de Vela designa mejores regatistas del año a Iker Martínez y Xabier Fernández

IÑIGO ARISTIZABALSAN SEBASTIÁN.
Radiantes. Xabi e Iker recibieron la feliz noticia en el 'Telefónica' rumbo a Madeira y no pudieron ocultar su alegría. :: FRUCTUOSO/
Radiantes. Xabi e Iker recibieron la feliz noticia en el 'Telefónica' rumbo a Madeira y no pudieron ocultar su alegría. :: FRUCTUOSO

Perdidos en el Oceáno Atlántico, enfrascados en la pelea de la Volvo Ocean Race, Iker Martínez de Lizarduy y Xabier Fernández conocieron ayer que la Federación Internacional de Vela les otorgaba el premio ISAF Rolex World Sailor of the Year, destinado al regatista con más méritos entre el verano de 2010 y el del 2011 y elegido por los 137 miembros de la organización.

A muchos kilómetros de su posición, en San Juan de Puerto Rico, se celebró una gala a la que por razones obvias no pudieron acudir. Únicamente ese motivo podría haber evitado eventualmente que llegara el merecido premio, al que también optaban el británico Ben Ainslie, el italiano Lorenzo Bressani, el estadounidense Rob Douglas y el australiano de 49er Nathan Outteridge.

Otras dos veces, en 2002 y 2004, estuvieron nominados los guipuzcoanos, pero no recibieron el premio. Y eso que la campaña de 2004, con triunfos en Juegos Olímpicos, y Mundial, más victorias y podios en todas menos una de las pruebas del circuito europeo, fue para enmarcar. El premio habría sido más que justo en 2004, pero en 2011 llega sin discusión, tanto por los méritos recientes como por acumulación. Su palmarés es extenso y sólo algunas lesiones han impedido que creciera más.

Contentos y cansados

En medio del Atlántico, Iker apuntó que «estamos muy contentos por el premio de mejores regatistas del año. A la vez estamos un poco cansados. Tuvimos unos cuantos días muy duros para salir del Mediterráneo y ahora, yendo hacia Canarias, una ceñida bastante dura, pero es una parte importante de esta primera etapa y del comienzo de la regata. Gracias a todos los que han votado para que se haga realidad el que podamos ser por primera vez regatistas del año. Y aquí seguimos, peleando duro en el 'Telefónica'».

Igual de feliz estaba Xabi Fernández: «Sólo quiero dar las gracias a todos por el premio ISAF Rolex World Sailor of the Year. Estamos muy contentos y lo celebraremos aquí, a bordo». Fue de manera sencilla, con algo de jamón y queso y compartiendo la alegría con los que ahora son sus compañeros de fatigas. A esa celebración pudieron sumar también la recuperación del liderato, que por unas horas había estado en manos del 'Groupama', de nuevo primero al anochecer.

'Telefónica' (segundo a 0'7 millas del líder), 'PUMA' (tercero, a tres), y 'Camper' (cuarto, a 89) pasaron ayer por el norte de Madeira, mientras que el líder 'Groupama' sigue pegado a la costa africana. Seguro que esa lucha y las tareas que continuamente exige el barco hicieron que Iker, Xabi y los otros nueve tripulantes olvidaran en pocos minutos la alegría por el premio recién recibido.

Una carrera frenética

Y es que los guipuzcoanos no son precisamente de los que se duermen en los laureles. Esta Volvo Ocean Race es un ejemplo más, porque llega casi solapada con otro de sus grandes éxitos, el segundo puesto en la Barcelona World Race, vuelta al mundo a dos y sin escalas. Que vino también justo después de otro logro, el tercer Mundial de 49er. Que a su vez llegó poco después de... Como no pararíamos nunca, es mejor empezar por el principio.

Iker y Xabi se conocieron de chavales pero no fue hasta 1999 cuando formaron pareja en el 49er, barco en el que Iker ya había empezado a navegar y con el que Xabi retomó la vela después de tres años como ciclista en el campo aficionado. Poco tardaron en llegar los éxitos y el primero sonado fue el Campeonato del Mundo en la bahía de Kaneohe, en Hawaii. El 2004 fue un año glorioso que estuvo a punto de torcerse en julio porque Iker se rompió la mano en el Europeo. Con una recuperación vertiginosa, llegó a tiempo para ganar el oro olímpico, nada menos que en Atenas.

A partir de 2005, Iker y Xabi empezaron a compaginar el 49er con la vela oceánica y llegó su primera participación en la Volvo Ocean Race. En los Juegos de Pekín sufrieron un flagrante robo, pero prefirieron disfrutar de la plata y olvidar la injusticia sufrida. Tras ser terceros en su segunda Volvo Ocean Race y aunque cada vez tenían menos tiempo para el 49er, en 2010 llegó su tercer título mundial, en Bahamas.

Su última hazaña se produjo en la Barcelona World Race, vuelta al mundo a dos y sin escalas en la que no sólo quedaron segundos, sino que asombraron al mundo de la vela por su adaptación y por su insistencia en no parar, por mucho que lo necesitaron. Fueron los vencedores morales.

Fotos

Vídeos