Las lluvias obligaron a evacuar agua del embalse de San Antón

Tras caer más de 170 litros por metro cuadrado durante el fin de semana, a las 17.00 del domingo hubo que empezar a desembalsar

IÑIGO MORONDOIRUN.
Hasta arriba. Tras las intensas lluvias del fin de semana, San Antón está al 97% pese a desembalsar durante un día y medio. ::                             F. DE LA HERA/
Hasta arriba. Tras las intensas lluvias del fin de semana, San Antón está al 97% pese a desembalsar durante un día y medio. :: F. DE LA HERA

Servicios de Txingudi informó ayer sobre el desembalse de agua que, a consecuencia de las lluvias del fin de semana, hubo de realizar en la presa de Endara. Entre el sábado y el domingo, este embalse de San Antón recibió más de 170 litros por metro cuadrado en apenas 48 horas. Antes, ya se encontraba al 84% de su capacidad por lo que en la tarde del domingo Servicios de Txingudi optó por abrir compuertas y permitir la salida de agua.

El operativo de evacuación comenzó a las 17.00 horas del domingo y se cerró ayer por la mañana, tras casi un día y medio aportando caudal a la regata de Endara, afluente del Bidasoa. En algunos momentos, la descarga llegó a alcanzar los 6.000 litros por segundo.

Tras cerrar ayer por la mañana las compuertas, el embalse de San Antón ha quedado al 97% de su capacidad máxima, prácticamente lleno a más no poder. En el otro embalse que abastece a los municipios de Irun y Hondarribia, el de Domiko, se registró un rotura en el canal por un desprendimiento de tierra en esta zona. Fue la única incidencia reseñable, ya que por lo general, las redes de abastecimiento y saneamiento de la comarca funcionaron bien durante el temporal.

Llovio más en Irun

Para que las tuberías no se vieran comprometidas por volúmenes de agua no abarcables, las estaciones de bombeo de la red trabajaron a su máxima capacidad desde la noche del viernes para llevar las aguas residuales a la depuradora de Atalerreka con la mayor celeridad posible. Desde ahí, las aguas son devueltas al mar desahogando el sistema comarcal de canalizaciones subterráneas. El domingo por la noche las estaciones de bombeo empezaron a bajar el ritmo de trabajo y ayer ya se encontraban funcionando en los estándares habituales de normalidad.

Para tratar de evitar problemas en las calles por sumideros que pudieran estar obstruidos, principalmente, por hojas caídas, Servicios de Txingudi reforzó los equipos destinados a este fin durante el fin de semana. Los servicios del sábado de baldeo, limpieza de pintadas, etcétera, se destinaron a este objetivo y al de reubicar los contenedores que el temporal hubiera desplazado. Según los datos de la empresa pública comarcal, entre el sábado y el domingo en Irun cayeron 126 litros por metros cuadrado y en Hondarribia, 85.