El río Baztan subió en Elizondo hasta los primeros pisos

La zona Norte de Navarra sufrió especialmente la intensidad de las lluvias y la salida de los ríos. En día y medio, la estación de Gorramendi registró casi 200 l/m2

ALICIA DEL CASTILLOBAZTAN BORTZIRIAK.
Doneztebe. Sufrió la crecida del río, y el agua llegó a inundar diversas bajeras próximas a las orillas del Baztan. Lo mismo ocurrió en Narbarte./
Doneztebe. Sufrió la crecida del río, y el agua llegó a inundar diversas bajeras próximas a las orillas del Baztan. Lo mismo ocurrió en Narbarte.

La zona norte de Navarra, el Valle de Baztan, Malerreka y Bortziriak resultaron ayer especialmente perjudicados a causa de las intensas lluvias que se registraron en toda la comarca del Bidasoa. En día y medio, la estación meteorológica situada en Gorramenti registró cerca de 200 litros por metro cuadrado, mientras que en la de Doneztebe se llegó a los 173.

Los ríos ya iban crecidos a primera hora, tras las intensas lluvias de la noche, pero a media mañana el Baztan a su paso por Elizondo comenzó a preocupar a los vecinos. En ese momento se decidió cerrar los puentes al tráfico ya que el río estaba a punto de sobrepasarlos. Sucedía en el de acceso a Elbete, el puente de Giltxaurdi y el de Txokoto, a donde se acercaron numerosos vecinos y donde parecía que la presa había desaparecido, ya que las aguas lo cubrían todo, llegando hasta los primeros pisos de algunas casas.

También quedaba cortada la calle Giltxaurdi, con el río completamente desbordado mientras los vecinos trataban de achicar el agua que entraba en numerosas bajeras. «En cuanto hemos visto cómo iba subiendo el río nos hemos imaginado que entraría en la bajera porque ya nos ha ocurrido en otras ocasiones».

Aguas abajo, en Lekaroz, y según informaban desde el Gobierno de Navarra, un caserío quedaba inundado con peligro de derrumbamiento por un desvío en el cauce del río, y en Arraioz un río Baztan totalmente desbordado de su cauce ocupaba todas las huertas cercanas. Incluso la estación de bombeo construida para llevar las aguas fecales hasta la depuradora de Oharriz quedó totalmente rodeada por el agua del río. «Ya les dijimos a los técnicos que esta zona se solía inundar. Yo he conocido así el río en, al menos, otras cuatro ocasiones», apuntaban los vecinos, que tuvieron que trasladar a poneys y caballos a prados situados más lejos del cauce, y que recordaban que «cuando reventó la plaza no bajaba tanta agua».

Bertiz, inundado el parking

El aparcamiento del Parque Natural de Bertiz también quedó inundado a media mañana, y en Narbarte los vecinos vieron cómo el agua entraba en algunas bajeras, algo que también ocurría en Doneztebe.

Mientras en Baztan, a medida que fueron pasando las horas, el cauce del río comenzó a descender, en Malerreka a primera hora de la tarde registraba su máximo. La calle de acceso al polígono de Aparan quedó cortada al tráfico desde la mañana, ya que el río había ocupado los terrenos más cercanos. El agua entraba en numerosas bajeras y garajes subterráneos. «En 1956 cayó una mayor y el agua del río incluso se llevó las traviesas de las vías del antiguo tren del Bidasoa», apuntó un vecino.

Los problemas también se registraron en otras localidades, como Sunbilla, donde la Plaza del pueblo quedó inundada, Lesaka o Bera, donde el desbordamiento afectó incluso a un transformador de luz.

Carreteras

En cuanto a las carreteras, las balsas de agua fueron una constante a lo largo de toda la jornada y los bomberos tuvieron que intervenir en varias ocasiones. La N-121-B (que une Pamplona y Francia por Baztan) estuvo inundada en varios puntos; y la NA-4400 (Etxalar-Francia) se vio afectada por un desprendimiento que ocupó uno de los carriles. Por la tarde, cuatro equipos de emergencias actuaron con maquinaria en varios puntos de la N-121-B por balsas de agua, también en el punto kilométrico 22 de la carretera NA-1210, y la antigua carretera de acceso a Lesaka estuvo cortada por balsas de agua. Los equipos también actuaron en la NA-4453, Mugairi-Otxondo-Orabidea, por un desprendimiento. La estación de aforo del Río Bidasoa situada en Oharriz entró en alerta a las cuatro de la madrugada.

Bidasoa

En cuanto al Bidasoa, por la tarde superó con creces el nivel de alerta, situado en los seis metros. A las 16.45 horas alcanzó su punto máximo, los 7,07 metros, y los 780 m3/segundo. A partir de esa hora las lluvias remitieron algo y el caudal comenzó a descender poco a poco. A pesar de la complicada situación, el Gobierno Foral de Navarra activó sólo el nivel de preemergencia de su Plan de Inundaciones.

Coordinando el dispositivo de prevención, la Agencia Navarra de Emergencias activó a los bomberos voluntarios de Goizueta, Lesaka y Bera y se reforzó a los efectivos del parque de Oronoz-Mugairi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos