Assange dice que Wikileaks puede cerrar por falta de dinero

I. GURRUCHAGA

LONDRES. El patrón de Wikileaks, Julian Assange, afirmó ayer que el sitio dedicado a la publicación de filtraciones suspenderá en las próximas semanas su actividad para concentrarse en recaudar fondos que eviten su cierre, del que culpa a entidades financieras como Bank of America, Visa o PayPal, que clausuraron sus cuentas tras la divulgación de cables diplomáticos.

Assange se encuentra en Reino Unido a la espera de la sentencia del Tribunal Superior sobre una demanda de extradición de las autoridades suecas por supuestos delitos sexuales. En su anuncio de ayer, afirmó que, como consecuencia del bloqueo a las cuentas donde recibía donaciones, Wikileaks ha perdido el 95% de sus ingresos.

Según los datos publicados por la Fundación Wau Holland, con sede en Alemania, que canalizaría los fondos, en 2010 Wikileaks ingresó 1.331.698,19 euros y gastó 401.824,62. Si los gastos anuales fuesen similares, la tesorería de la organización permitiría mantener su actividad al menos hasta el final de 2012.

El grupo mantiene que, aunque en su página pide donaciones con destino a la fundación alemana o a un Fondo Wikileaks-Defensa Legal de Assange, nada del dinero enviado por sus simpatizantes ha sido utilizado para pagar los gastos de abogados en el caso de extradición.

Los primeros abogados contratados por Assange en Londres se han quedado con cerca de 450.000 euros que recibió por el contrato para la publicación de sus memorias y que no cubren sus minutas. Wikileaks ha podido tener gastos para hacer frente a pleitos en varios países.

Las divisiones en el seno del grupo fundador llevan a pensar que los actuales administradores no tienen el software que permitía a personas deseosas de filtrar un documento oficial hacerlo online en condiciones de anonimato no quebrantable por servicios de seguridad y que su capacidad de obtener filtraciones es ahora muy limitada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos