Ekain acoge las últimas serigrafías de Usoa Zumeta

La muestra reúne cerca de cuarenta ediciones hechas sobre originales de diferentes artistas

ENRIQUE MINGOSAN SEBASTIÁN.
Usoa Zumeta, rodeada de serigrafías, en Ekain. ::
                             ARIZMENDI/
Usoa Zumeta, rodeada de serigrafías, en Ekain. :: ARIZMENDI

La estampista usurbildarra Usoa Zumeta (1969) reúne en la galería donostiarra Ekain sus últimos trabajos de serigrafía, alrededor de cuarenta ediciones realizadas sobre la obra plástica de diferentes artistas «vinculados al País Vasco», entre los que se encuentran Nestor Basterretxea, Juan Luis Goenaga, Judas Arrieta, Miguel Balliache, Hugh McCarthy o su propio padre, José Luis Zumeta, entre otros muchos. La exposición se mantendrá hasta el 26 de noviembre.

«Presento una selección de obra gráfica que he ido editando en los últimos años», comentaba ayer Usoa Zumeta mientras colgaba los cuadros. «Es una exposición que ha ido itinerando, desde que la presenté hace un año en Usurbil, mi pueblo, y que quiero terminar aquí». Como parte de la obra se ha ido vendiendo en las diferentes exposiciones por las que ha pasado, «he tenido que ir creando obra nueva sobre la marcha», apuntaba la serigrafista quien aseguraba que la muestra, hasta la fecha, había «funcionado bastante bien».

Obra original en serigrafía

No todas las obras que Usoa Zumeta cuelga en Ekain son reproduciones sino que alguna es obra gráfica original, directamente trabajada en serigrafía para que salga el trabajo definitivo. «Es un trabajo que realizo conjuntamente con el artista», comentaba la usurbildarra que ponía como ejemplo para este tipo de obra a Goenaga, «que suele trabajar por capas y se ajusta bien a esta técnica».

«Mi serigrafía trata de ser lo más fiel posible al original», comentaba Zumeta, pero en el proceso de trabajo suele haber pasos intermedios que abren vías interesantes para los artistas. «Se trata de aprovechar lo que cada técnica da y si sale algo que no estaba previsto, pero es interesante, se suele aprovechar. Los artistas suelen olvidarse del original, que es un poco la idea, y sacar el mayor provecho posible hacia la propia técnica».

La selección de las obras a serigrafiar «va a mi gusto», asegura la estampista, «he ido editando lo que me ha parecido más interesante». Usoa Zumeta suele trabajar en dos líneas, «una poco arriesgada», con artistas que para la gráfica son muy limpios, «como podría ser Basterretxea», o con artistas que, «como mi padre», conocen muy bien la técnica. Luego hay otro grupo de artistas a los que les puede resultar difícil hacer obra gráfica, «pero que a mí me interesa editar, como puede ser el caso de Judas Arrieta o Blami, que son más jóvenes y que me resultan muy interesantes», concluía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos