El PNV exige a la Diputación que acate el respaldo de las Juntas a la construcción de la incineradora

El grupo juntero jeltzale señala que la aprobación de la planta cumple con todos los requisitos

IÑIGO ARTOLASAN SEBASTIÁN.

El PNV anunció ayer que pedirá una reunión urgente con el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, para tratar el problema que está generando la incineradora de Zubieta. Esta petición se origina a raíz de las declaraciones efectuadas el viernes pasado por el diputado de Medio Ambiente, Juan Carlos Alduntzin, que el partido jeltzale califica de «irresponsables».

El titular de Medio Ambiente tildó de «última pedorreta» la decisión de aprobar el diseño técnico de la incineradora y aseguró que ese acuerdo carece de efectos prácticos. Esta descalificación se apoya en la actual situación en funciones del Consejo de Residuos. Su presidente, Carlos Ormazabal, y sus miembros, pertenecientes a PNV, PSE y Hamaikabat, serán relevados el próximo jueves por un nuevo equipo, en el que Bildu contará con la mayoría.

«Desconocimiento total»

Mientras los detractores de la planta de tratamiento de residuos defienden la ilegitimidad de la decisión tomada, el grupo juntero del PNV señala en un comunicado, emitido ayer, que las críticas de Alduntzin muestran «un desconocimiento total de cómo se han ido adoptando las decisiones».

En dicho comunicado el PNV recalca que la decisión estuvo respaldada en todo momento por informes técnicos y jurídicos que avalan que el anteproyecto cumple escrupulosamente con todos los requisitos legales y técnicos exigidos. A su vez muestra su satisfacción por el acuerdo sobre la planta de tratamiento de basuras, ya que ayudará a resolver el «grave y acuciante problema» de los residuos, del que el actual equipo de gobierno «parece no percatarse».

El PNV destaca también que, durante las últimas semanas, el Consejo saliente se ha percatado de la preocupación que han generado en el Banco Europeo de Inversiones y demás entidades participantes en la financiación del proyecto las declaraciones «carentes de rigor que una y otra vez se vienen realizando por parte de los nuevos responsables de la Diputación».

El Partido Nacionalista Vasco insta en el comunicado a los nuevos gestores de Bildu que actúen de «manera democrática». Y les piden que respeten y acaten las decisiones tomadas de forma mayoritaria en las Juntas Generales de Gipuzkoa.

El proyecto de la incineradora fue presentado el pasado 11 de septiembre por la unión temporal (UTE) formada por FCC, Murias, Serbitzu Elkartea, Altuna y Uría, y AE&E Inova. Según informó el Consorcio, la normativa exige un plazo máximo de un mes para evaluar el proyecto básico. De incumplirse esto las empresas podrían exigir una indemnización de 2,2 millones de euros, es decir, el 1% de la cantidad por la que fue adjudicado el proyecto (223 millones de euros).