El Arrate deja de existir tras 64 años de vida

La asamblea del club eibarrés decidió ayer disolver el club y liquidarlo

J.A. REMENTERIAEIBAR.
Decepción. Un aspecto de la asamblea del Arrate de ayer. ::                             MORQUECHO/
Decepción. Un aspecto de la asamblea del Arrate de ayer. :: MORQUECHO

La asamblea de socios de la JD.Arrate decidió ayer la disolución y liquidación del club, al mismo tiempo que la excisión del bingo de la entidad albiazul. Se creó una comisión liquidadora que lo conforman los mismos miembros de la Junta Gestora que ha estado trabajando para salvar a la entidad desde el pasado mes de julio.

La asamblea contó con numeroso número de socios, en su gran mayoría padres de jugadores y técnicos de la cantera que, una vez aprobada la liquidación y disolución del club, se quedaron con la sensación de tener el paso cambiad, dado que esperaban que se hablase del futuro de los jugadores y jugadoras de la cantera.

Concluida la asamblea hubo un pequeño encuentro de padres y madres que hacían preguntas que buscaban respuestas, confiando en que sus hijos e hijas tuvieran continuidad. «Creía que se iba a hablar de la cantera, me he llevado una pequeña sorpresa, pero, al parecer eso no entraba dentro del orden del día. Quizá tengamos que echar del carro los padres», decía una madre.

El Arrate desaparece como entidad después de 64 años de existencia. A partir de ahora ha de estudiarse la creación de otro club de balonmano en Eibar. En los primeros momentos de la asamblea se habló de la gestión realizada hasta la fecha por la Junta Gestora. En su exposición dijeron sentirse discriminados por la Diputación, argumentando que otros clubes de la provincia han percibido más dinero que el Arrate en los ocho últimos años.

«Nos sentimos marginados por agravio comparativo. Se ha dado más dinero a otros clubes con menor relevancia deportiva que el Arrate, incluso al Bidasoa, estando en Asobal, se le daba más que a nosotros. Tanto la Real como el Gipuzkoa Basket como el Eibar y el Real Unión, estos dos últimos casos de divisiones inferiores, han percibido más dinero que el Arrate. La Kutxa no nos ha dado una respuesta al aval que solicitamos de 120.000 euros para seguir en Asobal. Nos han exigido un montón de requisitos que a otros no», señalaba Koldo Goenaga.

«Nos dijeron que si Iñaki Bolinaga lo dejaba, que si lográbamos socios, hacer una asamblea y presentar las cuentas, tendríamos la ayuda extraordinaria de 400.000 euros por parte de la Diputación, pero no se ha cumplido la palabra», apuntaba Koldo Goenaga que junto a Natasha Bergara llevaron el peso de la asamblea desde la Junta Gestora que, posteriormente, dimitió. Su cese fue aceptado por los socios y nadie se presentó para hacerse cargo de la nueva dirección lo que, automáticamente, supuso que los actuales rectores se convirtieran en la comisión liquidadora de la JD.Arrate.

«El Arrate como tal no sacará equipos», así de claro fue Natasha Bergara. Desde ayer, la iniciativa correrá por parte de otras personas que pueden estar vinculadas a los jugadores de la cantera. No existe ya el Arrate ni sus equipos.

«Nosotros vamos a intentar salvar a los quince trabajadores del bingo del Arrate. Queremos escindirlo del club de balonmano como tal para llevar a cabo la posibilidad de que alguien del mundo del juego pueda adquirirlo. El bingo ha tenido mejores momentos, pero ahora cuenta con muchas cargas y no es un negocio viable», decía Juan Bergara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos