No ha llegado en condiciones ni al Tour ni a la Vuelta

La carrera deportiva de Beñat Intxausti ha sufrido un parón. Comenzó muy bien la temporada con un cuarto puesto en la Vuelta al País Vasco. Estaba preparando el Tour en altitud cuando sucedió todo. Es cierto que la mala fortuna le retiró de la ronda gala, pero también lo es que no ha encadenado más que problemas desde entonces. Lo que vivió le desbordó y acabó por descentrarle. No tiene ninguna cicatriz exterior en su cuerpo, pero costará que se curen las internas que lleva en su corazón, en su alma y en su cerebro. No ha conseguido superar el sufrimiento de lo que presenció, aunque él piense lo contrario.

Volver a subir Sierra Nevada, pasar por los recorridos en los que transitó con Xavi Tondo, será muy duro para él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos