La limitación de velocidad a 30km/h entrará en vigor el lunes en la zona centro de la ciudad

La medida afecta a 23 calles del eje Hondarribia-Colón y del entorno del Ensanche y Pío XII. Ganar en seguridad para peatones y ciclistas y reducir la contaminación acústica y el consumo de combustible son los objetivos perseguidos

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.
Despacio. La calle Hondarribia es una de las incluidas en la medida de limitación de velocidad a 30km/h. ::                             FLOREN PORTU/
Despacio. La calle Hondarribia es una de las incluidas en la medida de limitación de velocidad a 30km/h. :: FLOREN PORTU

La primera de las 'medidas de choque' aprobadas dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) entrará en vigor el próximo lunes, día 22. Se trata de la limitación de velocidad de los vehículos a 30km/h en una veintena de calles de la zona centro (eje Hondarribia-Colón y entornos del Ensanche, Luis Mariano y Pío XII).

Durante las primeras semanas de implantación de la medida, la Policía Local no impondrá sanciones. La labor de los agentes estará centrada en informar, por un lado, a los conductores de automóviles sobre el nuevo límite de velocidad y por otro, a los ciclistas respecto a la obligatoriedad de circular por la calzada y la prohibición de hacerlo por las aceras. La Policía Local realizará, además, un seguimiento y evaluación de la puesta en marcha de la medida.

Las calles en las que se implantará la limitación de velocidad a 30 km/h a partir del lunes son las siguientes: Hondarribia, Zubiaurre, Estación, paseo de Colón, Cipriano Larrañaga, avenida República Argentina, avenida de Iparralde (desde República Argentina hasta Colón), Beraketa, Berrotaran, Joaquín Gamón, Aldapeta (entre Joaquín Gamón y Colón), Pikoketa (entre Joaquín Gamón y Colón), Avenida de Guipúzcoa, Serapio Múgica, López de Becerra, Juan Arana, Alfonso Morales, Sebastián Errazu, Elkano, Pepito Etxebeste, José Egino, Trengizon y Alberto Larzabal.

Ganar en seguridad

La limitación de velocidad a 30km/h es la primera de las medidas que se van a poner en marcha, de forma paulatina, dentro del Plan de Movilidad. Esta medida persigue varios objetivos: ganar en seguridad para peatones y ciclistas, reducir la contaminación acústica y disminuir el consumo de combustible.

El pasado mes de febrero, la Dirección General de Tráfico ya anunciaba su intención de cambiar el Reglamento General de Circulación para limitar a 30Km/h determinadas vías urbanas, con el objetivo principal de ganar en seguridad. El propio director de la DGT, Pere Navarro, aseguraba entonces que «a 70 Km/h no se salva nadie de un atropello, a 50 se salva el 50% y a 30 km/h se salva el 95%». Se recomendaba, además, el uso de señales horizontales en el suelo, que es lo que se ha venido haciendo estos días en las calles irunesas incluidas en la medida.

La Fundación RACC, por otra parte, publicó hace ahora cuatro años una guía sobre estas zonas 30. Ya entonces señalaba que se estaban extendiendo por «el ámbito europe» como medida «interesante» por su «flexibilidad, capacidad de integración y posibilidad de adaptación a múltiples entornos».

En cuanto a la diferencia de tiempo, «aunque es difícil calcularlo porque habría que tener en cuenta los semáforos, se estima que en un tramo largo como el paseo de Colón -con aproximadamente 650 metros de longitud-, la diferencia entre circular a 50 km/h o a 30 km/h es de unos 30 segundos, por lo que no resulta significativa en cuanto a tiempo se refiere», señalaban desde el Ayuntamiento.

Por su parte, el alcalde de Irun, José Antonio Santano, aseguraba que la primera medida de choque aprobada dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible «va a permitir una convivencia más tranquila y más segura de las bicicletas y los coches en vías como el paseo de Colón».