Aralar aboga por una izquierda abertzale unida que defienda «una paz irreversible»

En su congreso de octubre, sus bases debatirán la posible coalición con Bildu para las generales

MIGUEL VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.
Rebeka Ubera, Aintzane Ezenarro, Patxi Zabaleta y Jon Abril presentaron ayer en la sede de Aralar de San Sebastián la ponencia que se debatirá en el V Congreso. ::                             LUSA/
Rebeka Ubera, Aintzane Ezenarro, Patxi Zabaleta y Jon Abril presentaron ayer en la sede de Aralar de San Sebastián la ponencia que se debatirá en el V Congreso. :: LUSA

La ponencia política que las bases de Aralar debatirán en su V Congreso Ordinario del próximo 1 de octubre aboga por la unión de las distintas sensibilidades de la izquierda abertzale, aunque destaca la «necesidad de que Aralar haga una aportación ética» que lleve a la defensa «de una pacificación social que se convierta en la prueba de la verdad del cambio y la garantía de irreversibilidad». A corto plazo, plantea una coalición Bildu-Aralar en la CAV para las próximas elecciones generales, que en Navarra se convertiría en una coalición NaBai-Bildu.

Los pasos que ha dado la izquierda abertzale oficial en los últimos meses para desmarcarse de la violencia de ETA han sido determinantes para que Aralar tome la iniciativa de promover «la construcción de una izquierda abertzale civil y plural», en palabras de su coordinador general y uno de los fundadores de la formación, Patxi Zabaleta. Quien fuera a su vez uno de los fundadores de HB impulsó hace diez años una corriente alternativa dentro de la izquierda abertzale por las diferencias políticas en torno a la lucha armada, pero la nueva postura de la línea oficial podría cerrar de nuevo el círculo.

Eso sí, Aralar tiene la intención de mantener su perfil político y sus ideas propias en esa «izquierda abertzale del futuro», por lo que someterá a la ratificación de sus bases los puntos básicos que, a su juicio, debe tener ese sector ideológico: «La exclusividad de las líneas políticas; primar una estructura política interna que reconozca la pluralidad; un criterio de realismo que permita trabajar desde la actual situación autonómica; y el europeísmo», según Zabaleta.

Además de ello, Zabaleta aseguró ayer, en la presentación de la ponencia en San Sebastián, que «Aralar va a hacer hincapié en la dimensión ética que debe tener la construcción de esa izquierda abertzale plural. Debe haber una referencia ética que vaya más allá de la pragmática, que puede concluir que la lucha armada ya no es necesaria. Nos vamos a autoimponer la defensa de la referencia ética, porque es una idea que al final va a tener que ser aceptada por todos. Lo moral siempre se acaba abriendo camino ante lo coyuntural».

La portavoz parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, aclaró que «la apuesta que mantiene Aralar desde hace años por las vías exclusivamente políticas no es sólo por la perspectiva práctica de que la violencia no es útil, sino también desde una perspectiva ética que lleva a la defensa de todos los derechos humanos. Pensamos que sin una defensa de éstos, tampoco se puede realizar una defensa creíble de los derechos políticos y sociales». Ezenarro apuntó que esta exigencia ética «no quiere representar una contraposición con nadie ni va contra nadie, sino que reivindica lo que ha sido Aralar desde sus inicios».

Otro punto sobre el que quiere incidir Aralar es que «las soluciones para las víctimas y los presos no deben abordarse después de la resolución del conflicto, como se ha dicho en otras etapas, sino que tienen que afrontarse desde ya y no deberían esperar a nada», explicó Zabaleta. Aralar considera que el Acuerdo de Gernika «es la verdadera hoja de ruta» para lograr la paz.

A la espera de respuesta

Aralar ya ha lanzado el guante para estudiar una posible unión entre todas las sensibilidades de la izquierda abertzale, aunque aún no conoce las intenciones de Batasuna. De hecho, tras el último congreso realizado por la formación se trasladó a Batasuna y AB una «propuesta de diálogo y negociación» a la que Batasuna ni siquiera contestó, mientras que el sector de Iparralde «la acogió positivamente». La ponencia del V Congreso aboga por «reiterar una apuesta estratégica, diferente de uniones coyunturales o electorales, tanto de postulados éticos como ideológicos». Otro punto del texto habla de que «se inicie, a ser posible, un deshielo entre las dos sensibilidades de la izquierda abertzale».

Por el momento, y mientras esa unión estratégica va madurando, la ponencia de Aralar -que sus militantes podrán enmendar hasta el 15 de agosto- propone una serie de coaliciones a corto plazo que unirían a Bildu y Aralar en la CAV y a NaBai y Bildu en Navarra de cara a las próximas elecciones al Congreso. Para el Senado, Aralar se decantaría por una coalición llamada Euskal Herria Bai «que podría integrar también al PNV y que estaría basada en el derecho a decidir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos