4.000 firmas para que los perros tengan lugares de esparcimiento

Una representación de propietarios de canes fue recibida ayer en el Ayuntamiento, que dará respuesta en el mes de septiembre

ALETXU PEÑASAN SEBASTIÁN.
Perro suelto en el Boulevard. ::
                             LOBO/
Perro suelto en el Boulevard. :: LOBO

Los dueños de perros están en San Sebastián bastante enfadados por las multas que están recibiendo continuamente de parte de la Guardia Municipal por llevar a los animales sueltos. Reclaman que se cumpla la ley actual del Gobierno Vasco que obliga a los ayuntamientos a habilitar zonas donde poder soltar a los canes sin tener que ir atados con una correa.

En poco tiempo han recogido 4.000 firmas de propietarios de perros en San Sebastián y una representación de seis de ellos entregó ayer el dossier con las rúbricas al secretario del alcalde, quien le respondió con que estudiarán el tema y tendrán una respuesta en septiembre.

«Actuamos en representación de una buena parte de los vecinos de Donostia (4.000 firmas) que tienen perros. Queremos que este nuevo gobierno sea consciente y ponga solución definitiva a la preocupante situación que se está viviendo en nuestra ciudad respecto a la falta de espacios de esparcimiento para los perros, lugares donde puedan hacer ejercicio físico y socializarse con otros perros y con las personas tal y como lo indica la ley de Protección Animal del Gobierno Vasco (aprobada en el año 93), aspectos de vital importancia para el desarrollo y bienestar de estos animales y que son recogidos en toda la legislación de protección de los animales», alegan.

En Donostia, se encuentran censados actualmente nada menos que 14.000 perros, y muy pocos tienen la oportunidad de vivir en viviendas ajardinadas. De hecho, la inmensa mayoría comparten hábitat con sus dueños en pisos del centro o barrios, lo cual demanda una mayor atención y colaboración por parte del Ayuntamiento, algo que hasta el momento, no se ha hecho, sino más bien, todo lo contrario, se han llevado a cabo campañas de sancionar a aquellos dueños que buscaban zonas donde soltar a sus perros en la ciudad.

«Como donostiarras y propietarios de perros exigimos que dispongan de todos los medios necesarios para hacer cumplir la Ley 6/1993, de Protección de los Animales, y concretamente al artículo 12 que dice: 'Los Ayuntamientos procurarán habilitar en los jardines y parques públicos espacios idóneos, debidamente señalizados, para el paseo y esparcimiento de los perros', señalan en el escrito.

Consideran que Donostia en la actualidad por su calidad de espacios verdes, ya podría ser un ejemplo en este ámbito para el resto de ciudades del Estado, con la cantidad de parques, jardines y playas que podrían ser habilitados de inmediato (con especificaciones a concretar como horarios, acotamientos.) como zonas de esparcimiento para los perros y sus dueños.

«Ya se han visto varios casos bien desagradables de gente (incluso ancianos) que ha sido multada por llevar su perro suelto, en lugares como la playa en invierno por ejemplo. Cuando les dices a los guardias municipales dónde soltar al perro te contestan que no hay ningún sitio en la ciudad pero que ellos tienen orden de multar al que lo lleve suelto. Por lo menos, que nos dejen de multar como primer paso», confían los propietarios de perros que esperan que actúe el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos