El Real Unión ficha a Jules Pardo y a Barranco y logra que Mari Lacruz siga un año más

BORJA OLAZABALIRUN.

Después de unas jornadas de incertidumbre en las que la secretaría técnica del Real Unión no cerraba la contratación de ningún nuevo jugador, el día de ayer fue fructífero para Roberto Olabe, Iñaki Berruet y compañía. Y es que la entidad unionista contrató a dos nuevos jugadores, que se suman al fichaje de Mendinueta, y apalabró, a falta de la firma, la renovación de uno de los hombres importantes de la plantilla irundarra.

Las caras nuevas son las de Jules Pardo y Francisco Javier Barranco. El primero, nacido en San Juan de Luz, jugó en la cantera de la Real Sociedad, estuvo tres años en el Sanse, y la temporada pasada militó en el Alavés. Barranco, que es natural de Utrera, se formó en las categorías inferiores del Sevilla y el curso pasado jugó en el filial de Osasuna.

Los dos juegan en el centro del campo, una zona que el Real Unión quería reforzar con Jagoba Beobide. Aunque hayan llegado estos dos jugadores, desde la secretaría técnica aseguran que no le han cerrado las puertas al azpeitiarra, que sigue esperando una oferta de Segunda.

Y a los fichajes de Pardo y Barranco hay que sumar la renovación de Mari Lacruz, que seguirá un año más en Irun. Esta última es sin duda una gran noticia para el Real Unión, ya que la continuidad del central navarro era una de las prioridades de la secretaría técnica.

Primer entrenamiento

El nuevo proyecto del conjunto irundarra, que estará liderado por Roberto Olabe y Mikel Antia desde el banquillo e Iñaki Berruet desde la secretaría técnica, echará andar el próximo martes a la tarde.

De momento son dieciséis los jugadores citados para ese día. Los ocho renovados de la temporada pasada, los cinco que llegan del filial y las tres nuevas incorporaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos