El derribo de Zubelzu y Porcelanas Bidasoa transforma el paisaje de la entrada a Irun

Desde el pasado día 1 se están ejecutando los trabajos para limpiar las parcelas industriales destinadas ahora a nuevas viviendas

I.M.IRUN.
En fase de desaparición. De la vieja fábrica de Zubelzu en la avenida Elizatxo no quedan más que escombros; mientras, la anexa de Porcelanas Bidasoa avanza hacia el mismo destino. ::
                             F. DE LA HERA/
En fase de desaparición. De la vieja fábrica de Zubelzu en la avenida Elizatxo no quedan más que escombros; mientras, la anexa de Porcelanas Bidasoa avanza hacia el mismo destino. :: F. DE LA HERA

La reordenación de la entrada a Irun por el barrio de Ventas está experimentando un importante avance desde el pasado viernes. Los edificios industriales de Porcelanas Bidasoa y Zubelzu habían sido vaciados con anterioridad, pero ahora están siendo derribados. Tal como estaba previsto en el Plan Especial del ámbito, los edificios industriales dejan su espacio para que en el futuro las parcelas las ocupe una nueva promoción residencial.

La recalificación se produjo dentro de las actuaciones que en 2005 iniciaron Diputación y Ayuntamiento con el objetivo de reflotar Porcelanas Bidasoa. Tras varios años, los problemas y la deuda de la empresa pudieron más que las plusvalías que las nuevas viviendas podían generar y Porcelanas cesó en su actividad. Toda la modificación urbanística sólo sirvió, finalmente, para pagar parte de las deudas de la empresa y garantizar el cobro de las indemnizaciones a los últimos trabajadores. Zubelzu, por su parte, prosigue su actividad en Araso desde hace más de un año.