El defensa Eneko Bóveda se convierte en el primer fichaje armero

Ha permanecido cinco temporadas en los equipos del Athletic. El bilbaíno ha jugado en el primer equipo de Caparrós y desde tiempo atrás era de interés del cuadro azulgrana

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.
Fichaje. El Eibar se ha hecho con Eneko Bóveda, un defensa de calidad contrastada. ::
                             DV/
Fichaje. El Eibar se ha hecho con Eneko Bóveda, un defensa de calidad contrastada. :: DV

El defensa Eneko Bóveda (Bilbao, 1988) se ha comprometido a jugar en el Eibar la próxima temporada. Tiene 22 años, mide 1,81 m y pesa 77kg. Su trayectoria se inició en el Baskonia (2006-2008) y permanecido un total de cinco temporadas en el Athletic (2008-2011). Bóveda, Mikel Santamaría, Julen Goñi y el eibartarra Ander Seguín han sido los jugadores que han dejado de pertener a la disciplina del Athletic, después de que el club anunciase su baja en el filial. Estas bajas suponen despedirse de una cantera a donde llegaron siendo unos chavales de 13 o 14 años.

Bóveda, jugador que cumplirá 23 años en diciembre, con lo que no podrá ser sub23, llegó a debutar en abril de 2006 con el primer equipo en San Mamés. Sumó tres participaciones en Primera División, y tras su debut se habló de él como un defensa central y lateral de garantías, un jugador, además, que se había ganado a pulso y con esfuerzo llegar arriba. La temporada pasada disputó 29 partidos con el filial.

Bóveda ha sido uno de los jugadores más ansiados por el cuadro técnico del Eibar para conseguir su fichaje. La pasada temporada el Eibar solicitó la cesión de Bóveda, pero los rojiblando no estuvieron dispuestos a ceder. El presidente del Eibar, Alex Aranzabal, manifestaba ayer que «la pasada temporada ya tratamos de ficharle. Después volvimos a tratar de incorporarlo en el mercado de invierno, pero nos dijeron que era un hombre importante en el Bilbao Athletic, dada su experiencia. Es diestro y se mueve en diferentes posiciones, con lo que podemos decir que hemos incorporado a un hombre muy importante».

Llegó a Lezama en 2000 procedente de la Ikastola Maiztegi para desembarcar en el Infantil B. Desde entonces, ha ido subiendo toda la escalera de Lezama, donde su primer técnico fue Mitxelo. Después, también le han entrenado sucesivamente Urkiaga, Eneko Mezo, Vicen Gómez, Txirri, De la Fuente, Peio Agirreoa y Kike Liñero, hasta incluso Caparrós.

Desde el inicio ha sido un ejemplo de compromiso y de superación. Incluso, ante un diagnóstico médico adverso relativo a su corazón que no se confirmó, se ha forjado una trayectoria a base de esfuerzo e inteligencia para colocarse en la línea de salida de la verdadera carrera que trata de llevar a cabo.

Debutó con el Athletic

Eneko Mezo fue entrenador en el Cadete B y le causó una gran «emoción» su debut en San Mamés. «No podía perderlo de vista», confesó antes de hacer la radiografía de los inicios de Bóveda. Pronto se convirtió en un ejemplo. «Colgamos un cartel en el vestuario con unas frases de Silvio Rodríguez, que decía más o menos 'trabaja un día y serás bueno, una semana y serás mucho mejor, años y serás extraordinario, toda la vida y serás imprescindible'. Y lo pusimos con la foto de Eneko porque lo representaba perfectamente. Se veía que iba a progresar», desveló Mezo.

Bóveda ha tenido siempre las ideas claras. «Es muy inteligente, desde el principio entendió este juego, algo que cuesta adquirir. No perdía balones, tenía equilibrio y manejo de balón, siempre elegía bien sus opciones, acertaba en sus decisiones de posicionamiento y con la pelota», explicaba.

Para Mezo, su debut en el Athletic fue el premio a un gran esfuerzo. «Sólo él sabe lo que le ha costado, se lo ha currado como nadie». En el fútbol y en su vida particular se comporta de la misma manera. Todo son buenas palabras hace Bóveda, por parte de los técnicos que le conocen. «Me consta que en el resto de su vida es igual, en los estudios... Afronta los obstáculos, hasta el más complicado, con serenidad. «Es muy tranquilo, muy reflexivo. Tiene la cabeza bien amueblada», repasó. Bóveda se estrenó como lateral, pero también puede actuar como central. «Es un jugador fiable, te da un poco de todo. Se siente muy cómodo jugando de central», recordó Mezo.

«Tiene cosas muy buenas»

Fernando Quintanilla 'Txirri' fue su técnico en el Juvenil B señalaba que «tiene muchas cosas y todas buenas, física y técnicamente tiene unas características notables. Y es una gran persona, muy ordenado en su vida, trabajador y constante», opinó el ex central, que destacó que «es el jugador que todo entrenador quisiera tener. En muchos momentos no lo ha tenido fácil, pero con su trabajo ha logrado debutar, ahora tiene que mantenerse y creo que lo conseguirá si sigue igual». Otros entrenadores de Lezama señalan que «es potente en los primeros metros, sin ser excesivamente rápido. Es polivalente, domina el juego aéreo. Juega con anticipación y concentración, lo que le permite dominar la faceta defensiva. Y ofensivamente, cuando juega como lateral puede desdoblarse y llegar. Es un jugador muy interesante y capacitado para triunfar allí donde juegue».