Javier González de Durana, nombrado director del Cristóbal Balenciaga Museoa

El exdirector de Artium será el responsable de que la institución adquiera relevancia internacional

IÑAKI ESTEBANSAN SEBASTIÁN.
Javier González de Durana, fotografiado en el TEA tinerfeño. ::
                             EFE/
Javier González de Durana, fotografiado en el TEA tinerfeño. :: EFE

Un bonito destino asfixiado por la falta de recursos. Así definía Javier González de Durana (Bilbao, 1951) su cargo como director de Tenerife Espacio de las Artes, el museo de arte moderno y contemporáneo de la isla canaria. Figura muy destacada en la escena artística del País Vasco desde los años ochenta, llegó al archipiélago en 2008 procedente del Artium de Vitoria, y ahora vuelve a Euskadi como director general del Cristóbal Balenciaga Museoa.

El patronato de la institución dedicada la modisto de Getaria decidió ayer este nombramiento apoyado por Ministerio de Cultura y por el Gobierno Vasco, ambos en manos socialistas, una reunión a la que acudieron por primera vez los representantes de Bildu, ahora en la alcaldía del municipio guipuzcoano.

Con González de Durana, que ayer no quiso valorar la decisión, se cierra la estructura de cargos directivos en el Balenciaga, que se completa con Miren Arzalluz como conservadora y Sara Pagola como directora gerente.

El anuncio de la convocatoria para cubrir la plaza se hizo público a mediados del pasado mayo, y partir de entonces comenzó el proceso de selección, realizado por la empresa Campo&Ochandiano. «Se responsabilizará de la dirección de todas las actividades iniciadas por la fundación, principalmente el museo, la escuela de diseño asociada al mismo, las becas, premios y cualesquiera otras iniciativas» amparadas por la institución, se lee en la asignación de funciones. Desde su puesto también tendrá que pelear por que el museo «adquiera una presencia relevante tanto en el ámbito nacional como internacional».

No era un secreto que González de Durana estaba buscando una salida a su cargo en Tenerife. Mientras estaba en él, presentó su candidatura a la dirección a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco), que ganó en 2010 Carlos Urroz. Figuró también como uno de los mejor situados para dirigir el Reina Sofía cuando se convocó un concurso internacional en 2007 que finalmente ganó Manuel Borja-Villel.

Rekalde y Guggenheim

El nuevo director de la Fundación Balenciaga acredita una larga trayectoria en el mundo del arte. Su cargo de mayor visibilidad ha estado en el Artium de Vitoria, museo cuyas riendas tomó desde su inauguración en 2001. En él consolidó la colección del museo, centrada en el arte contemporáneo, del País Vasco y del resto de España, y combinó en sus exposiciones a jóvenes con una firme carrera internacional como el bilbaíno Javier Pérez con históricos como William Wegman.

Doctor con una tesis sobre el pintor Adolfo Guiard, González de Durana empezó a enseñar Historia Contemporánea en la UPV-EHU, al tiempo que desarrollaba una intensa labor como crítico, miembro del jurado de premios como el Gure Artea y comisario de exposiciones.

Este itinerario le llevó a la dirección de la Sala Rekalde, también desde su inauguración en 1992. Bajo su mandato se pudieron ver muestras de Darío Urzay, Jesús Mari Lazkano y de los retratos de Andy Warhol, además de las nuevas tendencias en Área 2, un espacio separado del anterior.

Fueron los años que precedieron a la inauguración del Guggenheim Bilbao. De hecho, las dos exposiciones con obras de los fondos de la fundación neoyorquina se celebraron en Rekalde. Pero su labor en esos años previos a la inauguración superó ese papel, al convertirse en el miembro más destacado de la comisión de asesores de las instituciones vascos en la compra de obras de arte para el nuevo museo, y en la mano derecha en asuntos artísticos del entonces consejero de Cultura Joseba Arregi.

Sus roces o choques con Thomas Krens, máximo responsable de la matriz neoyorquina del Guggenheim, fueron de lo más notorios, y aunque llegó a barajarse su nombre como director artístico del museo, cargo aún hoy vacante, su trabajo en la comisión no tuvo consecuencias en la compra de obras.

Todavía el pasado abril, en la ponencia sobre el museo en el Parlamento vasco, González de Durana criticaba la manera en que se han formado los fondos de Bilbao, a su juicio, según los intereses y las relaciones de la fundación de Nueva York con ciertos creadores y galeristas .

Miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, formó en los años ochenta un influyente grupo de críticos e historiadores del arte en el que también se encontraban Kosme M. Barañano, exdirector del IVAM valenciano, y Javier Viar, actual regidor del Bellas Artes de Bilbao. Perteneció al patronato de este museo entre 1985 y 2001.

Experto en el arte vasco de finales del siglo XIX y principios del XX, y asimismo en arquitectura, sus inquietudes intelectuales han rebasado esos límites y ha publicado libros de cuentos y novelas como 'El jardín de Marte'.

González de Durana no se incorporará a la fundación de Getaria hasta por lo menos finales del mes de julio, ya que todavía ejerce de director del TEA tinerfeño. En la página web de este museo mantiene un blog. En una de sus últimas entradas mostraba su apoyo a los 'indignados' de Santa Cruz de Tenerife.

Fotos

Vídeos