1989 El Astoria 7 aterriza en 'la endeble cartelera donostiarra'

MIKEL G. GURPEGUI
Una actuación coral en el primitivo Astoria. ::
                             KUTXA FOTOTEKA/
Una actuación coral en el primitivo Astoria. :: KUTXA FOTOTEKA

Sentimos nostalgia por los cines Astoria. El hotel que los sustituyó será fantástico, pero echamos en falta sus salas. Añoramos el gran cine donostiarra abierto en 1961 (e inagurado tambien a lo grande, con 'Ben Hur'), pero sentimos nostalgia sobre todo por sus multicines, los que se inauguraron un día como hoy de 1989 y en los que algunos nos pasamos metidos buena parte de los años 90.

Cuando la Sade lanzó los Astoria 7 el 22 de junio de 1989, en Donostia ya sabíamos lo que era un multicine. El Petit Casino (otro llorado por los cinéfilos) ya se había triplicado con éxito. Pero no tenía nada que ver con la sensación, entonces novedosa, de poder elegir (y acaso dudar hasta el momento mismo de llegar a la taquilla) entre siete películas y de disfrutar de unas salas en su mayor parte amplias. Recuerden la sala 3, con 628 plazas, situada en el patio de butacas del antiguo cine. Y el sonido THX, que tan bien sonaba (y cuya carátula tanto nos gustaba).

Según informaba al día siguiente de la inauguración Mitxel Ezquiaga, «la endeble cartelera donostiarra experimenta hoy un sustancial incremento con la puesta en funcionamiento del nuevo multicine Astoria, dotado de siete salas que son consideradas por la empresa propietaria, la SADE, como «las mejores del Estado, equiparables a las más avanzadas de Europa y de Estados Unidos».

En la reapertura del Astoria como multicine se proyectaron a los invitados unas imágenes del San Sebastián antiguo, procedentes de la Filmoteca Vasca, y el avance de los primeros veinte minutos de 'Indiana Jones y la última cruzada', con River Phoenix escapando por aquel tren.

Presidió la inauguración el entonces consejero de Cultura, Joseba Arregi. «Por los pasillos del nuevo Astoria podía verse ayer al flamante eurodiputado Juan María Bandrés -cuya mujer, por cierto, es accionista de la SADE-, al director de la Filmoteca Vasca, Peio Aldazábal, la secretaria del Festival de Cine Pilar Olascoaga, el director Antton Ezeiza...». Por parte de la Sade hablaron entonces su presidente, Juan María Artaza, y su gerente, Leopoldo Arsuaga.

Los nombres evidencian que estábamos en otros tiempos, sí. También el buen lote de películas con que se abrieron las siete salas. Les apuesto a que seguro que han visto, como mínimo, una de ellas, si no más: 'Baton Rouge', 'Un grito en la oscuridad', Arde Mississipi', 'Amanece, que no es poco', 'Agárralo como puedas'. '¡Salaam Bombay!' y 'Bagdad Café'.

Fotos

Vídeos