Bildu gana en 9 de los 18 barrios, el PP en cuatro y el PSE pasa de 15 en 2007 a tres

El trasvase de votos en Altza, Gros e Intxaurrondo ha resultado decisivo. Los socialistas han perdido cerca de tres mil votos en esos tres barrios en favor de Bildu

ÁLVARO VICENTE| SAN SEBASTIÁN.

Bildu, con Juan Karlos Izaguirre al frente, ha sido la formación más votada en nueve barrios de San Sebastián. Igeldo, Añorga, Parte Vieja, Gros, Egia, Ulía, Martutene, Intxaurrondo y Zubieta se han teñido de verde hasta sumar 9.944 votos en estos barrios del total de 21.250 que Bildu sumó en toda la ciudad, según datos facilitados por fuentes cercanas al partido abertzale. Este número total de votos logrados en San Sebastián supone el 24,5% del electorado. El pasado domingo 86.046 donostiarras decidieron ejercer su derecho a voto de los 147.531 que tenían la posibilidad de hacerlo. Hubo una abstención del 40,36%. Otro dato a tener en cuenta es que en los comicios de 2007 hubo 10.979 votos nulos que la izquierda abertzale ilegalizada hizo suyos, mientras que en 2011 han sido 706.

Los votos obtenidos por la coalición formada por independentistas de la izquierda abertzale, EA y Alternatiba le permiten obtener ocho concejales de los 27 posibles en el Ayuntamiento de San Sebastián. Sobra decir que será alcalde el que obtenga los votos de catorce concejales. Las cuentas salen si Bildu pacta con el PNV (la posibilidad más probable), con el PSE (más remota) o con el PP (imposible); también si PSE-PP y PNV unen fuerzas.

El reparto por barrios de San Sebastián determina que el PP, con Ramón Gómez Ugalde como alcaldable, ha recibido el voto mayoritario en el Centro, Amara Zaharra, Amara Berri y Aiete; el PSE-EE, de Odón Elorza, ha pintado de rojo los barrios de Loiola, Bidebieta y Altza, y el PNV, de Eneko Goia, ha ganado en el Antiguo e Ibaeta. Por números el PSE ha obtenido 19.701 votos (22,64%), el PP se va a 16.436 (18,89%) y el PNV logra 15.581 (17,91%).

La comparativa con las elecciones de 2007 es contundente. Entonces el PSE venció en 15 barrios, mientras que PP, PNV y EB-Aralar obtuvieron la victoria en uno. El retroceso de los socialistas es enorme. Han pasado de obtener 27.868 votos en 2007 a 19.701. Pero nada comparable a los cerca de 33.000 que obtuvieron en las elecciones de 2003.

Un análisis más profundo, barrio por barrio, permite sacar a la luz que parte del desgaste de los socialistas se da en un bastión históricamente favorable como Altza. El PSE ha perdido en este barrio cerca de mil votos desde los comicios de 2007 a los de este domingo. Ha pasado de 4.089 votos a 3.117. Y si retrocedemos a 2003 el número sube hasta los 5.160 votos. Pero es que la abstención en Altza ha sido mayor que nunca. Prácticamente uno de cada dos vecinos se quedó en casa.

Es difícil calibrar qué ha podido influir en este descenso de votantes socialistas en Altza, un barrio en el que se han realizado importantes mejoras en los últimos años y en el que está previsto la mayor actuación urbanística nunca antes hecha en la ciudad (Auditz Akular), además de la llegada del Metro.

La salida de la plancha socialista del edil Alberto Rodríguez, un «altzatarra de pro», también, dicen fuentes del PSE, ha podido influir en este descenso de votos en Altza, además de ya consabida caída de votos por el desgaste de la gestión de Rodríguez Zapatero.

Otro de los barrios en los que el PSE ha perdido fuerza es Gros. Obtuvo 3.214 votos en 2007 y el pasado domingo se quedó en 2.287 votos, es decir, 927 se han quedado por el camino en cuatro años. Y eso que Gros acaba de estrenar la plaza Cataluña, tiene un polideportivo reciente como Zuhaizti y una casa de cultura que funciona a pleno rendimiento. Pero parte de los vecinos de Gros han perdido confianza en el PSE.

Y otro tanto en Intxaurrondo. Si en 2007 votaron 2.578 donostiarras a Elorza, en esta ocasión han sido 1.866. De poco ha servido que este barrio vaya a inaugurar en breve el mayor equipamiento deportivo-cultural, con un coste de 18 millones de euros.

Esos tres mil votos aproximadamente que el PSE ha perdido en Altza, Gros e Intxaurrondo han sido determinantes frente a Bildu -recordemos que el PSE ha logrado 19.701 votos en total y Bildu ha conseguido 21.376-.

Es siempre complicado saber a qué formaciones han ido a parar los votos que uno pierde, pero en este caso el análisis no admite dudas. Buena parte de esos tres mil votos que el PSE ha dejado de sumar están en Bildu, algo en el PNV y una mínima parte en el PP y otras formaciones.

Si tomamos como referencia los números de EA -hoy integrado en Bildu- en las elecciones de 2007, el subidón de Bildu se visualiza de forma clara en Altza, Gros e Intxaurrondo. En Altza, EA pasa de 351 a 2.183, en Gros de 878 a 2.362 y en Intxaurrondo de 447 a 2.178. Casualidad o no, el equipo de Gobierno se ha dejado sentir en estos barrios en las últimas semanas, con la inauguración de la Plaza Cataluña, las escaleras de Lizardi y el centro cívico en Intxaurrondo, además de los actos de campaña celebrados en Altza.

El PP, en el Centro y tres más

El mapa por colores deja una isla azul en mitad de la ciudad a cargo de los votantes del PP. El Centro ya era feudo popular en 2007, pero es que ahora Amara Zaharra, Amara Berri y Aiete también han pasado a tener un voto mayoritario del PP. Amara Berri, con 2.889 votos, es el barrio en el los populares han tenido más respaldo en la ciudad, seguido de Gros (1.965) y Centro (1.426).

El PNV tiene también en Amara Berri su mayor caladero de votos, con 2.389, seguido del Antiguo (1.889), donde gana, e Ibaeta (1.516).

Fuera ya de las cuatro formaciones que se han llevado el grueso del resto de votos están Aralar, EB y Hamaikabat. Ninguno tendrá representación en el consistorio donostiarra en la próxima legislatura. Aralar, con Ainhoa Beola al frente, ha obtenido 3.744 votos, de los que 473 los ha sacado en Amara Berri; EB, con Kintxo Gómez, ha sumado 2.288 y Hamaikabat, con Iñaki Galdos, se ha quedado en 1.429 votos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos