Elorza, obligado a pactar para gobernar

Juan Carlos Izagirre es el candidato más votado con 21.376 votos, el 24,5% del total. Bildu logra 1.675 votos más que el actual alcalde, quien pierde 15 puntos de apoyo popular y 8.000 sufragios respecto a 2007

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.
El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, perdió las elecciones, pero podría volver a gobernar si hace un pacto a tres bandas. ::                             ARIZMENDI/
El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, perdió las elecciones, pero podría volver a gobernar si hace un pacto a tres bandas. :: ARIZMENDI

La marea de Bildu también inundó anoche el Ayuntamiento de San Sebastián. Su candidato, Juan Carlos Izagirre, un médico desconocido para el gran público, obtuvo más votos que Odón Elorza, quien ha bajado 15 puntos porcentuales de apoyo popular respecto a las elecciones de hace cuatro años y que, de esta forma, puede ver frustrado el cierre de su carrera como alcalde de la ciudad.

La coalición formada por independientes de la izquierda abertzale, EA y Alternativa -escisión de Ezker Batua- cosechó anoche un éxito sin precedentes en San Sebastián al rozar el 25% de los votos. Uno de cada cuatro donostiarras dieron su apoyo a Bildu, que entró en la competición electoral en el último minuto, gracias a un fallo del Tribunal Constitucional revocando la sentencia impugnatoria del Tribunal Supremo. La nueva coalición ha superado en seis puntos porcentuales el gran resultado de Euskal Herritarrok en las municipales de 1999, durante una tregua de ETA. El subidón de Bildu ha trastocado todos los pronósticos y los resultados de todas las encuestas. Además ha acabado con el sueño de partidos pequeños como Hamaikabat, Ezker Batua o Aralar, que no entran en la corporación municipal. Bildu tendrá en la corporación cinco concejales independientes de la izquierda abertzale, dos de EA y uno de Alternatiba.

Otra de las claves de la noche fue la pugna entre PP y PNV por la tercera posición en la corporación donostiarra. Finalmente, los populares ganaron esa batalla, mantienen los seis concejales que tenían en la legislatura pasada, pero también es un mal consuelo dado que hace cuatro años tuvieron el 21,3% del apoyo y en las elecciones de este año se han quedado en el 18,9%. El PNV casi alcanza a los populares. La lista encabezada por Eneko Goia ha subido algo porcentualmente pero ha ganado un concejal. No se ha visto afectado por el efecto Bildu, aunque se queda como cuarta fuerza política en la corporación.

Aralar se queda a las puertas de entrar. La han faltado siete décimas de porcentaje de voto. Su 4,3% no llegó al 5% necesario para obtener el primer edil.

Odón Elorza se da un batacazo electoral, en el momento que aspiraba a encabezar la ultima legislatura como alcalde. Veinte años al frente de la corporación le han pasado una amarga factura. El alcalde no logra llegar ni a los 20.000 votos y se queda en un 22,64% de apoyo, cuando en las últimas tres elecciones municipales había superado el 30%. Respecto a hace cuatro años pierde 8.000 votos, cuando además ha habido en las elecciones de ayer un aumento de cinco puntos en la participación electoral.

Bajón de Elorza

La nueva corporación complica y mucho la reelección de Odón Elorza como alcalde. El candidato socialista ha bajado mucho en apoyo popular y ha quedado como segunda fuerza política. En su página web colgó el 4 de mayo, poco antes de comenzar la campaña, «diez puntos esenciales para la transparencia» entre los que incluía un compromiso de «respeto a la lista más votada por la ciudadanía». El alcalde anunciaba: «No haré actos extraños con nadie y solo aspiraré a la Alcaldía si somos la lista más votada». Además, un acuerdo con PNV o PP no le daría la mayoría absoluta porque en ambos casos obtendría 13 de 27 ediles. Sería necesario un acuerdo de PSE, PNV y PP, ya que de lo contrario el candidato de Bildu será el próximo alcalde de la ciudad el 11 de junio.

Municipales y forales

Odón Elorza tuvo su techo electoral en las elecciones municipales de 2003. Los 33.349 donostiarras que le respaldaron suponían el 35,5% del total. En esos comicios, el tirón del candidato socialista era máximo ya que obtuvo hasta 8.000 votos más que su partido en San Sebastián en las elecciones forales de ese día. Cuatro años después, en las elecciones municipales y forales de 2007, Odón Elorza tuvo el respaldo de 27.786 donostiarras, casi 6.000 menos, pero por el alto nivel de abstención logró su mayor cifra de concejales desde 1991: 11 ediles, frente a los 10 concejales que había sacado cuatro años antes. En 2007, aún se reflejaba el tirón de la figura de Elorza frente a la de su partido, ya que el PSE obtuvo en San Sebastián 3.400 votos más -un 4,4% más- en las municipales que en las forales.

El PSE-EE obtuvo ayer 2.100 votos más en San Sebastián en las elecciones municipales que en las elecciones forales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos