Los candidatos se retratan

Los ocho aspirantes a la Alcaldía de Irun presentaron ayer sus propuestas principales. El acto, organizado en el Amaia por el Foro Ciudadano, fue el último previo al inicio oficial de la campaña

IÑIGO MORONDOIRUN.
Todos juntos. Los candidatos Oinatz Mitxelena (Bildu), Manuel Millán (EB-Berdeak), Silbestre Balerdi (Aralar), José Miguel Ferreira (UPyD), Juana de Bengoechea (PP), Xabier Iridoy (PNV), José antonio Santano (PSE) y José Luis Alberro (H1!), con el moderador del Foro Ciudadano Irunés, Luis Mari Etxepare. ::                             F. DE LA HERA/
Todos juntos. Los candidatos Oinatz Mitxelena (Bildu), Manuel Millán (EB-Berdeak), Silbestre Balerdi (Aralar), José Miguel Ferreira (UPyD), Juana de Bengoechea (PP), Xabier Iridoy (PNV), José antonio Santano (PSE) y José Luis Alberro (H1!), con el moderador del Foro Ciudadano Irunés, Luis Mari Etxepare. :: F. DE LA HERA

El Foro Ciudadano Irunés reunió ayer, como ya hiciera hace cuatro años, a todos los candidatos a la Alcaldía de Irun. Apenas cinco horas antes de que los partidos afrontarán la pegada de carteles que subraya el inicio oficial de la campaña electoral, el Centro Cultural Amaia acogió en su auditorio a las ocho personas que aspiran a ser alcalde de Irun tras las elecciones del 22 de mayo. Fue la mejor oportunidad para que los ciudadanos los conocieran. Luis Mari Etxepare, miembro del Foro, presentó a los candidatos y dio pie a sus respectivas intervenciones, en el orden que decidió el azar. Cada uno tuvo 8 minutos para hablar sobre crisis y paro; movilidad; vivienda y participación.

Oinatz Mitxelena, el candidato de Bildu, abrió la sesión. Arrancó explicando en euskera que Bildu es la unión de «personas de izquierdas y abertzales de diversos sectores». Señaló las carencias en la participación ciudadana («los consejos asesores sólo son asesores, el Plan de Barrios salió mal»), pero admitió aciertos «en los procesos de San Juan y PGOU». Su «apuesta novedosa» es habilitar que «los ciudadanos individuales puedan aportar al presupuesto municipal». Apostó por «eliminar paulatinamente» las subcontrataciones en el Ayuntamiento y pidió, ya en castellano, «identificar las viviendas vacías de la ciudad para sacarlas al alquiler». Tras mencionar su propuestas de movilidad aseguró que «en Irun se puede hacer una vida en bici, pero se puede mejorar». Protestó porque en ese momento, aún no sabía si su formación podrá concurrir a las elecciones.

El siguiente fue José Luis Alberro (Hamaikabat!), que también empezó hablando de las bases de su partido y la gente que milita en él. Refrescó a los asistentes las cifras locales de paro (16'4%) y señaló la necesidad de resolver los problemas de tráfico y aparcamiento como medida para «apoyar al sector servicios, que es el que más empleo genera», completándolo con la constitución de una «Comisión de Desarrollo Económico que genere medidas de creación de empleo a corto-medio plazo». Apostó por las VPO de alquiler y por aumentar el número de «parques, polideportivos y casas de cultura». Acabó pidiendo instaurar una Norma de Transparencia «para el control ciudadano de la gestión» y otra de Participación.

El tercero fue José Antonio Santano (PSE), que se presentó «con hechos. He gobernado junto con mi equipo y me podrán juzgar por aciertos o errores, pero son hechos». Admitió que el paro es el principal problema, aunque recordó «que en los 90 estuvimos en el 22% y salimos. Salimos con la unidad de todos y ofreciendo suelo a las empresas», dijo defendiendo su gestión de promoción de suelo industrial. Destacó que «hoy Irun tiene más pequeño comercio (1.184) que en diciembre de 2010 (1.174). Es una heroicidad». Para hablar de movilidad se centró, antes que nada, en el peatón («rebajes de aceras, ascensor en Artaleku») y cerró recordando los procesos participativos de San Juan y el PGOU.

Silbestre Balerdi, de Aralar, anunció tres planes para «impulsar la actividad económica y arreglar el problema del paro»: el Plan de Ahorro Energético (reducción de consumo, implantación de renovables...), el Plan de Fomento de Hostelería, Comercio y Turismo (aprovechar activos naturales, deportivos, culturales; prohibir los centros comerciales de extrarradio...) y el Plan de Fomento de la Agricultura Ecológica (impulsar la producción, mercado local semanal de productos...). Apostó por el «alquiler social según ingresos» y recordó que la «participación es la forma de acertar en la gestión», prometiendo «consultas decisorias en los temas de calado».

Manuel Millán (Ezker-Batua-Berdeak) acusó «al modelo neoliberal de libre mercado» de la crisis y admitió que si bien «un Ayuntamiento tiene pocas competencias en eso, no todos los partidos tiene la misma complicidad» con ese modelo. Propuso diseñar una estrategia municipal de gestión de suelos de actividad económica «buscando más empleos y de más calidad» y «fomentar el empleo público». Recordó al Gobierno que la gestión de la VPO ha sido «escasa y lenta». Admitió un «esfuerzo económico» en carriles bici, «pero están desconectados, no sirven». Estimó que las aportaciones al presupuesto se deberían hacer antes de la elaboración del borrador del Gobierno y sugirió que, «con firmas, un ciudadano pueda presentar asuntos ante el Pleno».

Xabier Iridoy (PNV) intervino sólo en castellano pero retó al resto a repetir el formato «íntegramente en euskera». Antes, centró su discurso en Zubieta como ubicación para la futura ampliación del Parque Empresarial Tecnológico de Miramón por la que su partido apuesta. «Una gran oportunidad de generar empleo». Apuntó un cambio cultural a favor del alquiler de viviendas al que quiso añadir «las más de 1.000 que están vacías en Irun» y se sumó a la crítica, por «lenta e ineficaz», de la gestión de las VPO en Irun. Defendió el tranvía frente al metro, y que para lograr «verdadera participación, el alcalde y los concejales tendrían que salir de los despachos y escuchar al ciudadano».

Juana de Bengoechea (PP) protagonizó un discurso distinto «porque no estamos en una época para liderazgos de propuestas. Es el momento de un liderazgo de respuesta, de acercarnos al ciudadano y saber qué es lo que necesita». Bengoechea también quiso poner una nota positiva sobre la ciudad «porque Irun es un sitio fantástico». Sin dejar de reflejar la gravedad del paro advirtió que «también se debe a que la gente viene a esta ciudad y es aquí donde se apunta». Ese desempleo lo enfocó como un problema que resolver «creando empleo» y una obligación, la de «cubrir las necesidades de esos desempleados». Señaló «transporte, comercio y ferrocarril» como «el oro negro de esta ciudad» y apuntó que hay que aprovechar los espacios naturales de la ciudad: «ni siquiera tenemos un camping».

Antes de pasar a una sesión de preguntas del público muy participativa, cerró las intervenciones José Miguel Ferreira, de UPyD. Dibujó las claves de su propuesta como «eliminar el gasto superfluo; fomentar la transparencia mediante las nuevas tecnologías y habilitar la participación ciudadana antes de los proyectos, no después». Sobre la crisis criticó las medidas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y pidió medidas como «reformar las Autonomías» o «eliminar las Diputaciones». En lo local, pidió «perfiles lingüísticos acordes a la labor» en el empleo público y «contratar a desempleados de la comarca» en las obras municipales. Planteó que «toda la VPO del Gobierno Vasco sea de alquiler» y «eliminar los sorteos». Calificó la movilidad de «eterno problema» y preguntó «¿dónde están las medidas del Plan de Movilidad Sostenible?».