UPyD quiere para Irun «racionalizar el gasto, transparencia y participación»

El primer candidato de esta formación a la Alcaldía de Irun, José Miguel Ferreira, presentó las bases de su programa

IÑIGO MORONDOIRUN.
Candidato. José Miguel Ferreira, alcaldable de UPyD en Irun, flanqueado por el parlamentario vasco Gorka Maneiro y la cabeza de lista por el Bidasoa para Juntas Generales, Patricia Alcalá./
Candidato. José Miguel Ferreira, alcaldable de UPyD en Irun, flanqueado por el parlamentario vasco Gorka Maneiro y la cabeza de lista por el Bidasoa para Juntas Generales, Patricia Alcalá.

José Miguel Ferreira, candidato de Unión, Progreso y Democracia a la Alcaldía de Irun, dio a conocer ayer las líneas generales de su programa electoral. Ferreira, acompañado por el parlamentario vasco de UPyD, Gorka Maneiro, y la candidata del partido a las Juntas Generales de Gipuzkoa por Bidasoa-Oarso, Patricia Alcalá, empezó señalando que «la opinión que la gente tiene de los políticos es desastrosa. Es normal, porque para la mayoría de políticos la única preocupación es seguir ocupando su puesto. Nosotros tenemos nuestros trabajos, no necesitamos la política para vivir». Por eso, destacaba que con UPyD, «los ciudadanos de Irun tienen ahora otra opción, sin complejos por decir las verdades y con el contacto con los ciudadanos, verdaderos protagonistas de la actividad política, como eje principal».

También subrayó que le gustaría que «todos los barrios sean tratados por igual, destinando el dinero público allí donde se necesita y no donde hay más votantes». También indicó que «además de proponer las nuestras, apoyaremos las buenas ideas, vengan del partido que vengan, porque todos los partidos tienen buenas y malas ideas».

Tres claves

Ferreira describió después los tres ejes en los que se basa su apuesta para el futuro de Irun. «Primero, la revisión y reducción del gasto público, eliminando lo superfluo y reservando los fondos para lo que es verdaderamente necesario». En segundo lugar, «la transparencia en la gestión pública, que gracias a internet y las nuevas tecnologías es más fácil que nunca». Por último, señaló «la participación ciudadana, pero antes de la elaboración de los proyectos, no después a modo de consulta y sin carácter vinculante».

Alcalá, por su parte, avanzó que su postura en las JJGG será la de «reformar la Ley de Territorio Históricos para evitar las duplicidades que encarecen y eternizan cualquier gestión y procedimiento» y señaló objetivos concretos como «que no haya que pagar peaje cuando no usas una carretera, como ocurre con el Segundo Cinturón».