El Pleno aprueba con muchas quejas el convenio para Arbes

Con la abstención de Ezker Batua-Berdeak-Aralar, el voto en contra de Peio Gaskon y Tomás Karrera, y el «sí crítico» del PP junto a los de PSE y PNV. Así se aprobó el convenio con la Diputación para la gestión y construcción del conjunto de equipamiento residencial de Arbes: residencia, centro de día y apartamentos tutelados. Incluso el Gobierno socialista, admitiendo la importancia de «seguir dando pasos», se mostró quejumbroso porque el proyecto, «que Diputación prometió para 2010, aún no está terminado». Por eso mismo, aquel compromiso que el diputado general, Markel Olano, adquirió cuando visitó Ficoba en un encuentro ciudadano en febrero del pasado año, «las máquinas entrarán en Arbes en 2011», dificilmente se cumplirá. Ayer, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juana de Bengoechea, viendo que en el convenio «se destinan a Arbes sólo 50.000 euros para este año», estimó que «la única máquina que podrá entrar en 2011 será un cortacésped».