El casco viejo ofrece recorridos guiados por sus murales esta Semana Santa

El arte y la gastronomía se fusionarán durante estas fiestas. El itinerario muralístico se completa con una ruta de pintxos y un menú gastronómico

EDURNE PALOSVITORIA.
Arte. El mural 'Continentes' en la escuela infantil Hautzaro. ::
                             PALOS/
Arte. El mural 'Continentes' en la escuela infantil Hautzaro. :: PALOS

El casco viejo de Vitoria congrega gran parte de los tesoros con los que cuenta la ciudad. El Palacio de Villasuso, la Torre de San Vicente, el Museo de los Faroles, la Casa del Cordón, la Catedral Vieja, la muralla o el palacio de Escoriaza-Esquibel son algunas de las joyas que esta Semana Santa atraerán la atención de los visitantes.

Pero al margen de estos edificios, la almendra medieval presenta otras peculiaridades que merecen ser vistas, entre ellas el itinerario muralístico de La ciudad pintada. Y es que, el corazón de la capital alavesa es también una galería de arte donde pueden contemplarse siete atractivos murales que decoran algunas de sus fachadas y que ahora se exhiben al público en recorridos guiados.

Desde hoy y hasta el Lunes de Pascua, las hermanas Christina y Verónica Werckmeister, responsables de una iniciativa que ha permitido a artistas y vecinos pintar de forma colectiva varias paredes del barrio en talleres colaborativos, propondrán un atractivo programa en el que el arte se fusiona con la gastronomía.

Descubrir los secretos de cada mural y cómo se pintaron paseando poco a poco por la plaza de las Burullerías, el cantón de Santa María, la calle Pintorería, el número 9 de Santa María, el recinto visitable de la muralla medieval y el cantón de las Carnicerías es una de las posibilidades que ofrece el recorrido artístico al simbólico precio de un euro.

Las visitas se realizarán a las 13.00 y a las 19.00 horas tanto en castellano como en inglés y durarán aproximadamente una hora, tiempo en que los participantes descubrirán más detalles sobre su significado e historia. La escenificación de la noche de San Juan y su fiesta, la multiculturalidad del barrio, una referencia a la historia de la plaza, que en tiempos medievales fue un mercado de telas y paños; un mural inspirado en el cuadro de Georges de la Tour El tramposo, con alusiones a Vitoria, e incluso una interpretación hippy del beso que Santa Ana le dio a San Joaquín en la Puerta Dorada de Jerusalén, según el pintor Giotto di Bondone; son algunos de los temas que se recogen.

Pero disfrutar de las pinturas y de la belleza del entorno no es la única opción con la que cuentan vitorianos y turistas. Además de la visita muralística, los interesados pueden tomar parte en una ruta de pintxos o degustar un sabroso menú gastronómico especialmente diseñado para la ocasión.

Si es un apasionado del poteo, tras realizar la visita puede seguir de ruta por la zona, concretamente parando en cuatro de los bares de moda. La Malquerida, El Tabanco de la Correría, el Kokodrilo y El Jardín de Falerina ofrecerán sus mejores pintxos y caldos de crianza. Y si prefiere hacer un descanso más largo, lo suyo es detenerse en el restaurante Querida María y dejarse seducir por el menú que el cocinero Javier Cabrera ha preparado. Serán siete platos inspirados en cada una de las creaciones artísticas: trío tres texturas de tomate (Ezkuz ezku), raviolis entretelados (Al hilo del tiempo), lubina enamorada (Cubiertos de cielo y estrellas), ensalada de naipes (El triunfo de Vitoria), brocheta aventurera (Continentes), hoguera flambeada (La noche más corta) y sorbete explosivo Rula-Rula (Ezkuz Esku). Un apetitoso cóctel que acompañado de vino de crianza de Rioja Alavesa no dejará indiferente.

El precio por hacer el recorrido y la ruta de tapas es de 14 euros, mientras que el desembolso por ver las obras de arte públicas y degustar el menú será de 40 euros.

Entradas

Las entradas para cada una de las tres alternativas se pueden adquirir a través de la web www.muralismopublico.com o una hora antes de cada itinerario en el número 101 de la calle Correría.

Fotos

Vídeos