El estadio de Amara, apellidado 'de Bolsillo'

1943 Presupuestadas 40.000 pesetas para construir el Campo de Deportes del ensanche de Amara

JAVIER SADA
Panorámica del campo de fútbol de Amara desde el paseo de Errondo. ::
                             KUTXA/
Panorámica del campo de fútbol de Amara desde el paseo de Errondo. :: KUTXA

Mientras en el Ayuntamiento se debatía sobre la validez de los distintos proyectos presentados para lo que sería el ensanche de Amara, los desecados terrenos del ya desviado río Urumea iban configurándose con sus calles y avenidas aunque convertidos en descampado y sin más utilidad que servir como circuito de coches y motos o como base para la instalación de las tradiciones Ferias de San Juan.

Así las cosas, en pleno estado de interinidad sobre el futuro de la zona, el año 1942 se consideró oportuno aprovechar parte de aquel espacio, concretamente un terreno que era propiedad del Ayuntamiento y de la Caja de Ahorros Municipal, para construir un campo de fútbol pomposamente llamado Estadio y pragmáticamente apellidado 'de bolsillo'.

Para su puesta en marcha se aprobó un presupuesto de 40.000 pesetas de las de entonces que serían abonadas por el propio Ayuntamiento, la Caja, la Diputación, el Frente de Juventudes y la Comisión de Paro. Al año siguiente, tal día como el de hoy, 17 de abril, 'El Diario Vasco' anunciaba la inauguración del campo escribiendo que «Amara será escenario de los campeonatos nacionales de Hockey sobre hierba».

A las nueve y media de la mañana, el doctor Lasquibar, párroco del Buen Pastor, procedió a la bendición del nuevo campo sin que faltara al acto el alcalde, Rafael Lataillade, y representantes de las entidades interesadas así como personalidades del hockey nacional.

El primer partido jugado fue el que tuvo como protagonistas a los equipos del Club de Campo de Madrid y Club de Campo de Vigo, ganando los madrileños por 5-0. El siguiente encuentro lo jugaron el Tarrasa y el Atlético Aviación con resultado de 3-0 a favor de los primeros, y en el tercero el "Amaicac Bat", formado por Calinsoga, Atristain, Perico Caro, Arana, Arbide, Azpiazu, Gazcue, Asuero, Lamaignere, Ameztoy y Jorajuria, ganó 2-0 frente al Valencia. Jorajuria recibió la medalla al jugador más destacado del campeonato que fue ganado por el equipo de Tarrasa.

El nuevo campo fue un alivio para los clubs deportivos que tenían que trasladarse hasta Loyola para jugar, convirtiéndose en el cuartel general de muchos de ellos entre los que, por proximidad, destacó el C. D. Vasconia de la calle Arroca. Jugadores como Eizaguirre, Ontoria, Epi, Querejeta... hicieron sus pinitos en este campo compaginando sus partidos y entrenamientos con las exhibiciones de aeromodelismo y ejercicios gimnásticos. Un año después de su inauguración el terreno fue habilitado para pruebas de atletismo, siendo las primeras celebradas los Campeonatos Sociales del C. D. Fortuna. Contaba con piso de arena y cemento, trescientos metros de longitud, cuatro calles y recta de 125 metros.

La inauguración del complejo deportivo de Anoeta supuso la clausura del estadio que conoció un periodo de abandono al que el encargado de su mantenimiento, el señor Iradi, quiso dar un toque original plantando un árbol, un sauce, en el centro de lo que había sido el campo. Urbanizado el lugar, en medio de una plaza, el árbol seguía vigilante para que los vecinos lo identificaran con el lugar, hasta que el 30 de marzo de 1960, el Pleno municipal, aprobó que su denominación oficial fuera la de Plaza del Sauce.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos