Omar Fraile no falla y domina una Subida a Gorla selectiva

Atacó en la curva de herradura, que está a un kilómetro de meta. Fue segundo en la Clásica de Aiztondo y con el de ayer suma ya tres triunfos en lo que llevamos de temporada

BENITO URRABURUGORLA.
Dominador. Omar Fraile entra vencedor en Gorla. ::                             MICHELENA/
Dominador. Omar Fraile entra vencedor en Gorla. :: MICHELENA

Omar Fraile (Santurtzi, 20 años) se ha convertido en la revelación del campo aficionado de la presente temporada. El ganador de la Subida a Gorla vuelve a inscribir el nombre de un corredor vizcaíno en la prueba, cinco años después de que lo hiciese un ciclista de su mismo equipo, Seguros Bilbao, en 2006, Beñat Intxausti.

Fraile es un ciclista espigado que ha ganado este año una prueba de L' Essor Basque, además de la carrera de Soraluze y de ser segundo en la Clásica de Aiztondo, unos datos que lleva a una ecuación muy sencilla: quien a los 20 años se pega, y gana con ciclistas más mayores que él es que tiene algo.

Seguros Bilbao, el equipo que forjó Xabier Artetxe, que ya no tiene nada que ver con la citada formación, y que se ha convertido en una de las mejores canteras de Euskadi, vuelve a contar con una buena camada de ciclistas.

Fraile, espigado, alto, es un escalador. Quien le fichó para Seguros Bilbao hace un año, Artetxe, ahora director del Caja Rural profesional, dice de él que es «sino el mejor, si el segundo mejor escalador que hay en el campo aficionado en España». Y la verdad es que Fraile sube fácil, muy fácil. Es un corredor en formación que a los diez años, según nos comentaba su aita en la misma línea de meta, remaba en la escuela de remo de La Sotera, «y andaba muy bien, pero no se entendía con el entrenador y lo dejó».

Se marchó al mountain-bike donde en tres años, dos de cadetes y uno de juveniles, lo ganó todo, pero no encontró un equipo en condiciones en el que correr y se pasó a la carretera. Estuvo un año en el Opel Ibaigane y lleva dos en Seguros Bilbao.

Tanto Caja Rural como Seguros Bilbao pusieron un ritmo muy fuerte en las dos subidas. De esa forma desgastaban a muchos corredores y también evitaban escapadas molestas. «El equipo ha controlado muy bien toda la subida, ha trabajado mucho. En la curva de herradura que hay a un kilómetro de la meta he atacado. Conocía bien el recorrido. El miércoles estuve entrenando en él. He conseguido unos metros y he seguido hasta el final».

Compagina el ciclismo con los estudios de inglés y su próximo objetivo es el Memorial Valenciaga, el domingo. Ha corrido siete pruebas está temporada, «pero tampoco se puede decir que haya corrido mucho. La semana pasada sí que corrí sabado y domingo pero tampoco es que lleve la preparación muy adelantada». No quiere oir hablar de la palabra profesional, aunque esa es su ilusión.

De hecho, su padre nos decía que «desde pequeño tenía la bicicicleta metida en la cabeza. Cuando se metió a remar pensamos que se le había ido esa idea, pero volvió a ella en cuando dejó las tostas. En casa no había ninguna tradición de ciclismo. De hecho yo había practicado karate. No sé de donde le puede venir esa afición».

Fraile ganó por delante de otro ciclista que se está dejando ver mucho, Aitor González (Debabarrena), y de Fran Moreno (Caja Rural) y Ramón Domene (Seguros Bilbao). Caja Rural, que lleva seis triunfos en lo que llevamos de temporada colocó a cuatro corredores entre los diez primeros. Si se miran los diez primeros clasificados se puede ver un buen número de chavales que están mostrando un buen nivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos