El PNV apoyará hoy en el Congreso la intervención militar de España en Libia

El Gobierno pedirá que el país contribuya un mes a la zona de exclusión aérea y tres meses al embargo de armas

J. ARTOLASAN SEBASTIÁN.

El PNV dará su respaldo hoy en el Congreso de los Diputados a la votación sobre la intervención militar española en la guerra de Libia. La ejecutiva del partido en su reunión de ayer expresó su «apoyo» a la resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas que exige «del Gobierno de Muammar el Gadhafi el fin inmediato de la violencia y la adopción de medidas para satisfacer las demandas legítimas de la población», especialmente «la demanda de un inmediato alto el fuego».

El PNV exigió, no obstante, que «la adopción y la ejecución de las medidas precisas para el cierre del espacio aéreo y para la protección de la población civil se conduzcan dentro de la legalidad internacional» y que «el uso de la fuerza militar se despliegue de manera coherente y proporcionada».

Entiende que la asociación de los países de la Liga Árabe y de la Organización de la Unidad Africana resulta «de todo punto necesaria para el buen fin de las medidas adoptadas al amparo de la Resolución».

La formación jeltzale lamenta, por otra parte, «la falta de unidad acreditada por la Unión Europea en el Consejo de Seguridad» y reitera «la necesidad» de una política exterior y de defensa común europea «si Europa desea ser, como debiera, un actor referencial en la geopolítica mundial, y más aún cuando el escenario del conflicto se localiza, como en este caso, en su vecindad mediterránea».

Apuesta por que «el eje primordial de la política exterior europea se constituya por la defensa de las libertades y los derechos humanos frente a cualquier otra consideración o interés geoestratégico o económico».

José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, explicó ayer que la primera fase de la misión de los aliados en Libia «ha funcionado» y, lo que es más importante, «no ha causado víctimas civiles» entre la población. Con estos argumentos Zapatero acudirá hoy al Congreso para pedir la autorización a la misión militar. Lo hará después de aprobar el envío de los medios militares el pasado viernes, una situación excepcional que está amparada por el artículo 17.3 de la Ley de Defensa Nacional, aprobada por el Gobierno socialista en 2005. Dicho artículo defiende que las decisiones sobre misiones exteriores que requieran «máxima urgencia» se podrán tomar antes de realizar la consulta al Congreso, como es habitual en estos casos.

PP y CiU

Como estaba previsto, el Gobierno contará con un amplio apoyo parlamentario, como fueron confirmando ayer los diferentes grupos políticos, entre ellos el PP o CiU, además del PNV. Sólo algunos partidos de la izquierda, IU y Bloque Nacionalista Gallego, anunciaron públicamente que votarán en contra.

El presidente del Gobierno tiene previsto pedir la aprobación del Parlamento para que España contribuya a la zona de exclusión aérea sobre Libia durante un mes prorrogable y durante tres meses prorrogables a la imposición de un embargo de armas. Una misión que llevarán a cabo los medios navales enviados al país norteafricano y que podría ser comandada por la OTAN.

Estos plazos, avanzados por el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ratifican la idea de que el Ejecutivo considera que la operación 'Odisea al amanecer' tendrá un rápido desenlace, algo que ya aventuró la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, el domingo. Aseguró que los aliados van a actuar en todo momento en función de las necesidades y las circunstancias que se vayan produciendo, pero que en ningún caso se trata de una estimación «a largo plazo».

Asimismo, el Ministerio de Exteriores recomendó a los españoles que se encuentren en Yemen o en Baréin que salgan de esos países ante la represión a las revueltas populares, mientras que ya es seguro viajar a las zonas turísticos de Egipto y Túnez.

Además, la base española en la localidad afgana de Qala i Naw fue atacada ayer con dos cohetes lanzados por un grupo de insurgentes que provocaron algunos daños materiales.