«Zabalza es un personaje fascinante devorado por el Cine»

El libro en torno al autor de 'También hay cielo sobre el mar' se presenta el jueves a las 19.30 en la Biblioteca Municipal de Irun

BEGOÑA DEL TESOIRUN.
Irunés. Albisu en la plaza Urdanibia, en el casco antiguo. ::                             MIKEL FRAILE/
Irunés. Albisu en la plaza Urdanibia, en el casco antiguo. :: MIKEL FRAILE

Historiador, documentalista, comisario de exposiciones, Gurutz Albisu ha dedicado unos cuantos años desde que se tropezó con su obra en 1997, con motivo de la celebración del centenario de la primera proyección de cine en Irun, a conocer, analizar, sorprenderse e intentar rescatar y reivindicar a José María Zabalza, el cineasta y autor teatral nacido en el número 84 de Paseo Colón en 1928.

-Alguien al leer su libro le comentó asombrado. ¡210 páginas para recuperar a un cineasta tan malo!

- En el fondo, tanto, acaso menos y puede que no más que otros nombres que ahora, de una u otra manera, se reivindican como muestra de un tiempo, un país y una manera de hacer cine industrial que rellenaba programas dobles en cines de barrio: Jesús Franco, Paul Naschy, Mariano Ozores, Pedro Lazaga y productores como Frade. Si nos fuéramos a Hollywood tal vez tendríamos que citar a Ed Wood, reconocido como 'El peor director de todos los tiempos'. Con la diferencia de que el autor de 'Plan 9 from Outer Space' tuvo un biógrafo de excepción: Tim Burton. Otra cosa le distinguía también de Zabalza: tuvo un toque visionario que tal vez no poseyó el director de 'Entierro de un funcionario en primavera'.

- Sin embargo, Zabalza comparte con, por ejemplo, Iván Zulueta, una absoluta y devoradora pasión por el Cine.

- Cierto. Más que el cineasta es el personaje quien resulta realmente fascinante. Totalmente olvidado por estudiosos, investigadores y filmotecas, es sin embargo, recordado amablemente por las gentes de Irun que, aparte de sus catastróficos y fulminantes rodajes empapados en alcohol, no olvidan su, en palabras de alguien con quien hablé mucho de él, Abdón Francés, su bonhomía. Pero ciertamente, la existencia y las decisiones que toma Zabalza están marcadas por la necesidad imperiosa, absoluta e irrenunciable de seguir haciendo cine aún a sabiendas de que le está devorando. Zabalza dilapida dinero y vida por y para el Cine. Y aunque escribe obras teatrales y buenos libros, en realidad lo hace en periodos de espera o transición porque nunca va a cambiar de medio de expresión. Ni de vida.

- Sin embargo, hay un par de películas, las dos primeras, que sí anunciaban a un buen director.

- Por supuesto. 'También hay cielo sobre el mar' de 1955, rodada en Pasajes y restaurada y conservada por la Filmoteca Vasca, se estrenó en Gipuzkoa con un éxito tremendo y muestra gran influencia del neorrealismo italiano. Falla la dirección de actores pero tiene un buen uso de la cámara en exteriores y es valiente al abordar temas como el aborto o las discusiones entre el cura y el maestro. 'Entierro de un funcionario en primavera', de 1958, con Tony Leblanc, Fernando Sancho y Vicky Lagos rezuma humor negro y pinceladas surrealistas y siempre fue citada por Berlanga como la avanzadilla de la comedia negra española, pero Zabalza se enfrenta a Uniespaña, la asociación de productores, que quiere obligarle a pagar 100.000 pesetas por un impreso para acompañar la presentación del filme ante la Junta de Clasificación y Censura que la clasifica, ante el regocijo de los productores burlados, en tercera categoría. Eso implica que no puede beneficiarse de las ayudas estatales, se prohíbe su venta al extranjero y se restringe su estreno en Madrid y Barcelona. Es el fin de la productora de Zabalza, Haz Films. Y el comienzo de su debacle creativa. Su siguiente película será ya 'Yo no soy un asesino'. Podría haber sido notable pero no lo es por falta de medios, impericia y precipitación.

- 'Julieta engaña a Romeo' marca un giro en los afanes de Zabalza.

- Como venimos diciendo, ni se le pasa por la cabeza abandonar el Séptimo Arte pero, alejado de la industria real del cine, tiene que crear una nueva productora, esta vez teniendo de socio a Carlos Serrano. Juntos ponen en marcha Uranzu Films. Jose María se distancia de temáticas comprometidas, abandona su deseo de innovar y busca un cine de tono popular que contacte fácilmente con el espectador.

- Cine popular rodado muchas veces en el mismo Irun.

- Con la participación de muchos iruneses. La ciudad recuerda aún aquellos rodajes. Un día, al final de los 70, cuando yo tendría unos ocho años, mi hermano llegó a casa diciendo que había visto una película de gángsters en la que se notaba que no se daban puñetazos de verdad pero ¡se veía Irun! incluido el callejón de la Plaza España. Al final, he descubierto que se trataba de 'Homicidios en Chicago', rodada a la carrera, con escasísimos medios y sin ningún cuidado por el detalle, algo habitual en los posteriores trabajos de Zabalza. En 'El regreso de Al Capone' el despacho del capo está decorado con muebles castellanos de supermercado y los rótulos de las calles, escritos en alemán.

- Zabalza rueda y rueda. Cada vez horrores de mayor calibre.

- Arruinado y con problemas de alcoholismo, en el fondo su recorrido cinematográfico es paralelo al del cine español de barrio. Cuando se pone de moda el terror rueda 'La furia del hombre lobo'. Cuando el spaguetti-gazpacho western, comienza a dirigir películas del Oeste. La primera, 'Plomo sobre Dallas' de 1969, es una coproducción hispano-italo-francesa rodada sorprendentemente en Liubliana, hoy Eslovenia. Cuando aparece la moda del destape, Zabalza se apunta con 'Bragas calientes' y cuando estalla la parodia nacional tipo 'Que vienen los socialistas' de Ozores o 'La avispita Ruinasa' de Merino, él rueda 'La de Troya en el Palmar', 1983.

- Pero a pesar de todo...

- ¿Cuantos directores vascos hay que hayan dirigido 21 largometrajes? Y yo creo que tuvo un buen pulso cinematográfico destrozado por la dejadez, la necesidad de rodar a toda velocidad, las estrecheces económicas, el alcohol. El cine fue su vida y acabó devorándolo.