¿Dónde estaban ellas?

Un libro reivindica el papel de la mujer en las artes escénicas vascas. La actriz y directora de teatro Arantxa Iurre analiza además el panorama político y social del siglo XX

ELISA LÓPEZSAN SEBASTIÁN.
Investigadora. Escribir el libro ha sido para Arantxa Iurre una tarea «muy dura y difícil»./
Investigadora. Escribir el libro ha sido para Arantxa Iurre una tarea «muy dura y difícil».

«Así como en otra época un grupo de mujeres consiguió el voto y una cierta visibilidad para todas nosotras, a mí también me tocaba reivindicar y he querido hacer algo significativo como es unir los saberes universales, los de los hombres y los de las mujeres. Los de los hombres están difundidos y los conocemos de sobra, pero los de las mujeres no. ¿Dónde están? Soy una luchadora y creo que debo dar más visibilidad a mi género». Estas convicciones son las que llevaron a Arantxa Iurre (Bilbao, 1964), actriz, dramaturga e investigadora a escribir 'La mujer en las artes escénicas en Euskadi en el siglo XX'.

El objetivo de este estudio es dar a conocer a las directoras, autoras y actrices del teatro vasco del siglo XX, es decir, más de 500 identidades. Encontrar sus caras y sus obras y darlas a conocer. Pero es mucho más. También es un repaso al panoramo político y social de cien años. «Me parece imposible entender la dramaturgia o cualquier comportamiento o actividad sin conocer la sociedad en la que vives o has vivido. Además, como decía Shakespeare, el teatro es un reflejo de la sociedad. Y sin concocerla, sin saber nuestra historia, sería imposible entender lo que hicieron todas esas mujeres».

Escribir un libro de estas características ha sido una «tarea ardua». No existe un Centro de Documentación Teatral de Euskadi por lo que investigar se convierte en un «ancho y largo lugar» donde buscar y recoger datos de «mil sitios distintos». A juicio de Iurre «horas y horas de trabajo pero que dan gran satisfacción porque sabes que le estás dando un sitio a una mujer que trabajó para el teatro y por la sociedad y que no estaba en el lugar que le correspondía. No estaba y por lo tanto no era referente para las generaciones venideras».

Sin anécdotas

La estructura de la investigación corresponde primero a enumerar los hechos que ocurrieron a nivel político-cultural y, segundo, a cómo reflejaron esa sociedad las dramaturgas, directoras y actrices que fueron protagonistas del teatro del siglo XX en Euskadi. Pero es un libro sin anécdotas «y es una pena», confiesa Arantxa Iurre, «porque ha sido un trabajo muy sesudo. Me enfadaba muchísimo precisamente porque no encontrábamos historias bonitas, ni curiosas, ni anécdotas. Ha sido muy difícil».

28 años en el teatro avalan la trayectoria profesional de esta periodista de carrera cuya actividad actualmente está centrada entre la docencia en la Escuela de de Teatro de Getxo y como actriz, directora y autora en Simulacro. Grupo teatral que «pese a no ser muy conocido, no para. Hace unos meses estuvimos de gira por Surámerica: Argentina, Colombia, México... siempre andamos de un lado para otro. Estrenando obras y con muchas ideas. Así soy feliz».

En sus inicios, Arantxa Iurre hizo sus pinitos en televisión aunque enseguida se dio cuenta de que lo suyo era el teatro. «Siempre me ha interesado la fuerza que tiene en la sociedad, por qué en algunos sitios, como en Cataluña, tiene más presencia que aquí. Su esencia desde las diferentes miradas de actriz y directora». Y desde hace siete años la Visibilidad de la Mujer en las Artes Escénicas ha sido el motor para investigar junto a Aintza Iriarte y poder sacar a la luz este trabajo sobre mujeres.