«La gimnasia me sacó el lado artístico que ahora muestro en TV»

En la veterana serie es una joven que sigue la moda gótica, y también hace teatro con la compañía Glu-Glu

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.
En televisión. Ylenia López ha dado el salto de la gimnasia rítmica a la interpretación. ::                             FÉLIX MORQUECHO/
En televisión. Ylenia López ha dado el salto de la gimnasia rítmica a la interpretación. :: FÉLIX MORQUECHO

Ylenia López es la joven que interpreta el papel de gótica, en la serie 'Goenkale', aunque a nivel artístico utiliza el apellido de su abuela: Ylenia Baglietto. Tiene 24 años. Ha pertenecido al Club de Gimnasia Rítmica de Ipurua, en donde obtuvo varios campeonatos de España, en diferentes modalidades. De la gimnasia ha dado el salto a la interpretación y trabaja en la serie 'Goenkale', la más veterana de todas las televisiones, con 17 años en pantalla, y también pertenece a la compañía de teatro Glu-Glu. Está aprendiendo lo que le gustaba desde niña: la interpretación. Y a buen seguro que dentro de poco le vemos interpretando grandes papeles. La serie aborda cómo una de las nuevas familias que se instala en Arralde son los Murrieta, formada por Peru (Patxo Telleria) el padre, y sus hijos Iker (Antton Agirre) y Eider (Ylenia Baglietto). Esconden un secreto que si saliese a la luz pondría en peligro sus vidas.

-De la gimnasia rítmica y después de haber sido campeonato de España ahora en el programa de televisión 'Goenkale'. Vaya salto...

-La gimnasia tiene que ver mucho con la interpretación artística. Tanto en uno como en otro tienes que interpretar un trabajo y mostrarlo al público. La gimnasia rítmica me sacó el lado artístico, sin duda. Ambos trabajos se parece que todo es de cara al público. Empecé con 4 años y lo dejé con 17 años. En mi época, fuimos dos veces campeones de España; dos en conjuntos, en aparatos y en absolutos ganamos también, junto con muchos segundos puestos.

-¿Qué aspectos le han servido de la gimnasia rítmica ahora que se encuentra en el mundo de interpretación?

-La disciplina a nivel actoral es la misma que a nivel de gimnasia. Tienes la misma sensación el saber que cada día tienes que hacer un ejercicio físico o una secuencia de televisión o teatro ante el público que te mira. Me ha servido para mucho pertenecer al Club Ipurua.

-¿Cómo fue el salto al mundo de la interpretación?

-Primero, estudié bachiller en La Salle de Azitain. Me fui un año a Irlanda y después volví a Getxo. Siempre tuve muy claro que quería ser actriz. Sabía expresar a través del cuerpo y quería interpretar a través de la palabra. Por ello, me matriculé en el centro de interpretación de Getxo. Estuve 4 años aprendiendo interpretación.

-¿Comenzó su carrera en el teatro?

-Cuando estaba en el centro de Getxo, con unos compañeros constituimos una asociación que se llamaba: Yo nunca teatro. Siguen actuando hoy dos compañeros. El resto, de 7, tenemos trabajo. Fue una época muy importante al preparar obras teatrales que después hemos representado en Bilbao, Pamplona, junto en muchos escenarios de circuitos de teatros.

-¿Y cómo accedió a 'Goenkale'?

-Una amiga me dijo que había un casting y el pasado verano me presenté. Querían personajes nuevos. Mandé un curriculum y me llamaron para interpretar un personaje que creían que encajaba. Hice el casting y me llamó a las dos semanas Olatz Beobide, directora de 'Goenkale', diciendo que había sido la elegida para el personaje.

-El personaje que interpreta es, además, muy curioso.

-Sí, es una chica que sigue la moda gótica. Tiene 17 años y creo que sigue este estilo para esconderse. Con su padre, se puede ver que es muy agresiva, pero en la calle es muy abierta y se lleva muy bien con sus amistades. La serie tiene muchos avances en tecnología, desde los primeros paso de internet hasta llegar al uso frecuente de las redes sociales. Esta temporada se ofrece dar una visión más urbana en las tramas, pero sin abandonar nunca el escenario original, Arralde.

-¿Cómo es el trabajo en un serial de este tipo?

-El programa se emite los lunes y martes. Las grabaciones son de lunes a viernes. Comienzan a las 7.45 y finalizan a las 14.45 horas. Esto no implica que los personajes entren en escena todos los días. Cada día se graban aproximadamente 17 secuencias, repartidas entre los actores. Cada secuencia dura minuto y medio, pero su grabación puede costar unos 20 minutos. Cada actor como máximo puede hacer 6 secuencias. Te puede tocar el ir cuatro, tres, dos o un día a la semana. Por supuesto es necesario ir preparado. Cada 6 días dan un planning de lo que te toca trabajar 6 días después. No hay ninguna rutina. Me dan los guiones y se preparan para salir en el plató. Ocurre también que a veces todo no va seguido. Hay interrupciones técnicas que pueden alargarlo todo.

-Además son muchos capítulos.

-La temporada acaba en abril. Vamos por el capítulo 117, se acabará con el 200. Esta es la decimoséptima temporada. Para seguir levantando el interés de la audiencia tienes que meter muchas acciones, tal como ocurre en el programa

-Un ritmo frenético... ¿No?

-Vamos como churros. Llama mucho la atención el ritmo de la televisión.

-¿Dice la directora de 'Goenkale', Olatz Beobide, que lo importante no es ser buena actriz, sino ser muy constante?

-Sí, efectivamente. Creo que lo más importante para un actor es llegar al trabajo sabiendo su papel. Trabajar y trabajar es la base. Metes horas y horas aprendiendo el guión. A una actriz veterana todo le sale más fácil.

-También toma parte en la compañía de teatro Glu-Glu.

-Sí, también estoy metida en el teatro. Hace dos semanas estrenamos una nueva obra 'Nick Maritxu, Nick Bartolo'. Compagino el teatro con la televisión.

-Tantas cosas en tan poco tiempo, ¿se aprende mucho?

-Estoy aprendiendo mucho a nivel de cámara. En 'Goenkale' trabajamos con multicámaras. Es preciso saber cuál es la cámara que te está grabando. Es necesario controlar la luz, las cámaras, los movimientos. Sólo se aprende esto trabajando. Y con los actores también he aprendido. Cuando voy al cine, me quedo sorprendida de las grandes actrices, cómo dominan la escena con una simple mirada.

-¿Tienes muchos proyectos?

-En principio, mi sueño era este, la interpretación. Ahora, por supuesto que me hago nuevos sueños. De aspirar a más. Puedes quedarte en el camino, pero si tienes unas metas mayores, eso es lo que te invita a seguir trabajando. Me siendo afortunada. Hace menos de un año que terminé la carrera y ahora estoy trabajando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos