Los bomberos no mantendrán un retén en la calle Easo cuando se trasladen a Garbera

La jefatura del cuerpo ve sin embargo conveniente tener un grupo de bomberos en la sede del centro

ÁLVARO VICENTE AVICENTE@DIARIOVASCO.COMSAN SEBASTIÁN.
La torre de maniobras. ::                             MICHELENA/
La torre de maniobras. :: MICHELENA

Los bomberos de San Sebastián se trasladarán a su nuevo parque situado junto a Garbera «entre finales de abril y principios de mayo». El edificio está acabado, sus accesos terminados y sólo falta equipar su interior para que esta vieja reivindicación sea una realidad.

El traslado a la nueva sede supondrá en principio el abandono definitivo de las dependencias de Easo. Se descarta así la posibilidad de mantener un retén de bomberos en el centro de la ciudad como en un principio se barajó. Esta decisión sin embargo no termina de convencer a la jefatura del cuerpo de bomberos que ha trasladado al Ayuntamiento esta semana la conveniencia de mantener un grupo de bomberos activo en la sede de Easo para, entre otros aspectos, acortar el tiempo de respuesta respecto a las casas del centro y especialmente con las de la Parte Vieja, en su mayoría con estructura de madera y por tanto más vulnerables al fuego. Respaldan su petición en las simulaciones que han realizado en las últimas semanas. Los bomberos han llegado en 7-8 minutos desde la sede de Garbera a la Parte Vieja frente a los 2-3 minutos que tardan ahora desde Easo al Boulevard. «Son tiempos sin mucho tráfico», asegura un bombero que ha participado en estas actuaciones simuladas.

Por el momento está por definir qué uso se dará a las instalaciones de Easo, pero fuentes municipales aseguran que el departamento de Movilidad podría ser el próximo inquilino a partir de abril.

Muy bien comunicada

Para poder mantener un retén en Easo la jefatura de bomberos considera que sería necesario contratar a «cinco o seis» personas para lo que habría que convocar una oferta pública de empleo, algo que los responsables municipales no barajan en este momento.

En cualquier caso, los informes obtenidos en los últimos meses, según fuentes del cuerpo de bomberos, determinan que la sede de Garbera cumplirá «satisfactoriamente» el servicio a los donostiarras. La ubicación de la nueva instalación permite alcanzar cualquier punto de la ciudad sin complicaciones gracias a su fácil conexión por carretera, bien por la variante o la autovía del Urumea, ya sea para alcanzar el centro de San Sebastián como sus barrios periféricos. La sede cuenta con acceso independiente que une la explanada de Intxaurrondo Sur en la que está levantada con el paseo de Otxoki. Este vial circundante de comunicación se ha realizado a costa de los planes de financiación del Estado.

El traslado de los bomberos a Garbera va a hacer que las líneas de autobús que alcanzan esta zona cuenten con una nueva parada en el paseo de Otxoki, en la misma puerta de la instalación. Hosteleros, delineantes y arquitectos, entre otros, pasan por sus oficinas a diario para recoger el informe de bomberos que va incluido en cualquier licencia de actividad que se precie.

El nuevo parque será uno de los más modernos de España. Los bomberos donostiarras ya lo han visitado en grupos y cuentan los días para el traslado definitivo. El coste de este edificio en forma de escuadra es de 4,2 millones de euros. Ayuntamiento y Diputación comparten su financiación. Su inauguración estaba prevista para primeros de este año, pero un ajuste en su proyecto inicial ha retrasado su apertura. Entre las novedades que se han incluido y que han motivado este retraso está el sistema de intercambio geotérmico que va a permitir la captación de energía renovable para cubrir la mayor parte de las demandas térmicas del edificio reduciendo los costes.