San Telmo, a por los 140.000 visitantes

El museo donostiarra reabre con 4,7 millones de presupuesto y la entrada a cinco euros. El nuevo centro abrirá desde abril de 10.00 a 20.00 horas, incluidos festivos y domingos

ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN.
Últimos retoques. Vista del Museo de San Telmo, ayer durante las últimas obras antes de su inauguración dentro de dos meses. ::                             USOZ/
Últimos retoques. Vista del Museo de San Telmo, ayer durante las últimas obras antes de su inauguración dentro de dos meses. :: USOZ

Una entrada de cinco euros de precio, unos 140.000 visitantes en los primeros doce meses, un presupuesto de 4,7 millones de euros, unos ingresos de 1,5 millones y un horario ininterrumpido de 10.00 a 20.00 horas seis días a la semana son algunas de las cifras del nuevo Museo de San Telmo, que se inaugurará el próximo mes de abril. El concejal de Cultura, Denis Itxaso, la directora del museo, Susana Soto, y el director-gerente de Donostia Kultura y del propio centro, Antton Azpitarte, adelantaron ayer los datos de un estudio económico realizado en torno a la viabilidad del museo donostiarra, realizado con el objetivo de hacer que sea un proyecto «sostenible» en el tiempo.

El nuevo San Telmo, llamado a convertirse en un museo de referencia en temática ciudadana -en este caso, de la vasca-, protagonizará buena parte de la agenda mediática de este final de semana y de comienzos de la próxima. Hoy mismo se presentará parte de la exposición permanente del museo en el marco de la firma de un acuerdo de patrocinio con EITB y el próximo lunes se hará pública la programación de exposiciones temporales que acogerá el antiguo convento de la Plaza de Zuloaga este año.

San Telmo costará en sus primeros doce meses de funcionamiento un total de 4,7 millones de euros, de los cuales, el Ayuntamiento donostiarra caragará con 3,2 millones. El 1,5 restante -siempre según las estimaciones municipales- se sufragará mediante los ingresos por taquilla (210.000 euros), los alquileres de espacios (115.800 euros), los patronos institucionales (700.000 euros a repartir entre Gobierno Vasco y Diputación de Gipuzkoa), los patronos privados (420.000 euros, algunos ya comprometidos y otros aún por concretar) y cafetería-eventos (50.000 euros). Y estos son algunos de los datos referentes al primer año. Para los siguientes ejercicios la previsión de visitas se rebaja hasta los 180.000, «conscientes de que las cifras de 2011 responderán en parte del boom de la inauguración», apuntó Itxaso. En porcentajes, el reparto otorga un 70% de la financiación al Ayuntamiento, el 8% a visitantes y patrocinadores, y el resto a Gobierno Vasco y Diputación.

Horario ininterrumpido

El nuevo museo abrirá todos los días del año, domingos y festivos incluidos, excepto los lunes, con un horario ininterrumpido de diez de la mañana a ocho de la tarde. El precio de entrada será de cinco euros, aunque los mayores de 65 años sólo tendrán que pagar tres, al igual que los titulares de Gaztekutxa o del carné de estudiante. Los menores de 18, los socios y socios protectores del museo, y los desempleados disfrutarán de entrada gratuita. También habrá entrada libre un día de la semana aún por determinar. Por eso, el estudio económico calcula que sólo alrededor de un 30% de los visitantes pagarán la entrada general de cinco euros.

Los responsasbles del museo, que contará con una plantilla de 29 personas -incluidas las encargadas de la exposición del Monte Urgull- hicieron especial hincapié de destacar la vocación social de San Telmo. De hecho, el centro pondrá en marcha varias medidas para el fomento de las visitas al museo, como la creación de la figura del Socio del Museo DK, que mediante una aportación de 15 euros anuales, permitirá acceder gratuitamente al museo y a todas las exposiciones temporales, un descuento del 10% en las publicaciones y otros beneficios.

También se creará la figura del Socio Protector, que por 150 euros anuales, permitirá acceder a todas las ventajas citadas, más invitaciones a actos especiales e inauguraciones junto a un acompañante, visitas guiadas, descuentos en las publicaciones y recepción de información detallada sobre las actividades del centro.

Además, San Telmo alquilará diferentes espacios, como el salón de actos, la iglesia, el claustro, las capillas, el hall o el patio de la planta baja, para la realización de actos, como reuniones empresariales, cócteles, cenas de gala, conciertos, reportajes fotográficos y rodajes publicitarios. Los alquileres podrán ser de media jornada o de jornada completa y los precios oscilarán entre los 300 y los 6.000 euros. Los responsables del Museo adelantaron ayer de que todas las actividades propuestas deberán ser aprobadas y que descartan ceder espacios para la celebración de bodas, con el objetivo de preservar «la línea editorial» del museo.

Todas estas cifras, explicó Itxaso, permitirán que San Telmo «pueda enfrentarse a situaciones de incertidumbre que puedan darse en el futuro» y convertir al centro en «un museo sostenible más allá de avatares económicos». El concejal de Cultura recordó que el antiguo San Telmo -con un presupuesto de 2,3 millones y cuya entrada era gratuita-, registró 49.000 visitantes en su último año de funcionamiento, en su mayor parte turistas, pero explicó que la implantación de un precio de entrada responde a la necesidad de prestar servicios que anteriormente no existían y a la de gestionar un espacio más amplio.

Además de la exposición permanente sobre la sociedad vasca, San Telmo acogerá varias muestras temporales a lo largo del año, en una cifra que el concejal de Cultura y la directora del museo no quisieron ayer concretar, pero que en todo caso se situarán en torno a cuatro o cinco, de forma que el titular de la tarjeta de Socio de San Telmo amortice los 15 euros de su aportación.