EA sopesa ir a las urnas con un Sortu legal y Alternatiba tras romperse NaBai

No renuncia a la unión abertzale e iniciará contactos con otras fuerzas. El partido de Urizar en Navarra dice que Aralar ha desenmascarado su estrategia «de apropiación ilícita»

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.
Análisis. Miembros de la Comisión Territorial de Coordinación de EA en Navarra, reunidos ayer en Pamplona. ::
                             CORDOVILLA / DIARIO DE NAVARRA/
Análisis. Miembros de la Comisión Territorial de Coordinación de EA en Navarra, reunidos ayer en Pamplona. :: CORDOVILLA / DIARIO DE NAVARRA

Eusko Alkartasuna se prepara para ir a las elecciones en Navarra con un Sortu legal y Alternatiba tras romperse la coalición Nafarroa Bai. La formación que dirige Pello Urizar empieza a dar sus pasos fuera de la coalición navarra que mantenía junto a Aralar y PNV e iniciará en los próximos días contactos con otras fuerzas políticas entre las que estarán el nuevo partido de la izquierda abertzale, si es legalizado, Alternatiba e independientes. Pese al «mazazo» recibido con la expulsión, EA no renuncia a la unión de fuerzas abertzales, progresistas y de izquierdas y con ese espíritu inicia una ronda para sondear posibles alianzas y establecer los ejes de actuación de cara a los comicios del 22 de mayo en la Comunidad foral.

La ruptura definitiva con NaBai, materializada 'de facto' el pasado fin de semana, al hacer pública la coalición la candidatura al Parlamento foral sin ningún miembro de EA, ha llevado a la dirección de la formación que dirige Pello Urizar a asumir que el horizonte de su formación en Navarra «ha cambiado» y que va a ser necesario un periodo de reflexión. En la nueva etapa, EA está dispuesta a iniciar un nuevo camino con otras fuerzas políticas, de modo que si se dan las condiciones para la legalización de Sortu como cree EA que se deberían dar, están dispuestos a trabajar con el nuevo partido y con otros como Alternatiba e independientes. Su objetivo es recuperar el espíritu originario de NaBai basado en «la unidad e inclusión, en la suma de fuerzas y esfuerzos y en el respeto a la pluralidad sin exclusiones».

Con ese objetivo, Eusko Alkartasuna ha decidido iniciar ya su proceso electoral propio en base a los «valores fundacionales» de la coalición de la que ahora se han visto obligados a desligarse y que consideran que Aralar y PNV «han ultrajado». EA sostiene que es su formación la que mantiene «el espíritu fundacional abierto y plural».

La nueva situación de EA fue analizada ayer por la tarde a la comisión territorial de coordinación del partido reunida en Pamplona, en la que denunciaron y manifestaron su más absoluto rechazo ante la decisión de Aralar y PNV de expulsarles de Nafarroa Bai «en contra» de su voluntad. Acusaron a los miembros de la coalición navarra de «apropiación ilícita» de un proyecto construido entre todos y reprochan a Aralar que argumente que mantienen acuerdos con la izquierda abertzale, «mientras de forma paralela llama a una reformulación de la izquierda abertzale». «No hay lógica que comprende ese sinsentido», apostillaron.

Al coordinador general de Aralar, le acusaron de mentir «descaradamente» por decir que NaBai es más fuerte de lo que fue en 2007 sin EA y Batzarre. «Ningún proyecto político gana de su propio desmembramiento, es Aralar quien, y a costa de expulsar a uno de sus principales componentes, aspira a obtener beneficio particular y partidista de la instrumentalización de lo que un día fue un proyecto ilusionante, aglutinador y unitario», afirmó EA.

La formación navarra también manifestó su «decepción» con la decisión de algunos independientes de avalar la estrategia «partidista» de Aralar y PNV, «cuando EA siempre ha atendido a sus peticiones de diálogo y participación, mostrándoles el debido respeto, a diferencia de otros partidos.

«NaBai o Aralar»

El Gobierno de Navarra reaccionó ayer a la situación de desmembración de NaBai. Su portavoz Alberto Catalán dijo que tras la ruptura «estrepitosa» no sabe si «se puede hablar ya de NaBai o única y exclusivamente de Aralar». Apuntó que la NaBai de hoy «se parece poco o nada» a la que en su día se configuró, en la que también estaba presente Batzarre».

El presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, se mostró convencido de que la «crisis» y «desenlace» de NaBai se ha debido al «choque entre izquierda abertzale y Aralar», con orígenes en el mismo espectro socio-político, lo que condenaba a «un escenario» de desacuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos