Alerón trasero móvil, el 'turbo' del viento

Con solo pulsar un botón en el 'cockpit' (volante) el piloto consigue una velocidad extra de 15 kilómetros por hora. Un alerón en la parte trasera asciende y acelerón al canto para el bólido. No es un ingenio incorporado por Michael Knight a Kitt, el mítico coche fantástico. La técnica, usada ya en los años 40, se empleará este año en los monoplazas tras ser aprobada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). El secreto del alerón trasero móvil (estrenado estos días por Alonso en Cheste con una gran bandera italiana por el 150 aniversario de la unificación del país tranasalpino) no tiene demasiado misterio: a menos resistencia al viento y menos adherencia, más velocidad. Lo que sí tiene misterio son las reglas de uso de la FIA: el alerón sólo se podrá subir cuando los comisarios de pista lo autoricen y se ilumine una luz verde en los mandos de los pilotos. Eso sólo ocurrirá si está en condiciones de adelantar a un rival que le preceda en menos de un segundo. Ya huele a polémica... El alerón se une a otro 'extra' recuperado este año: el kers, que permite reutilizar la energía de las frenadas en algunas aceleraciones. El objetivo: velocidades punta por encima de los 300 kilómetros al servicio del espectáculo.

Fotos

Vídeos