El central Espín, del Jaén, cierra las incorporaciones de invierno

El oñatiarra Urzelai se desvincula del Eibar al llegar el nuevo defensa. Los armeros barajaron también las opciones, del sub-23 de la Real, Cadamuro, y del veterano Gonzalo, del Ontinyent

J.A. REMENTERIAEIBAR.
Cuarta incorporación. Espín, nuevo jugador armero. ::
                             DV/
Cuarta incorporación. Espín, nuevo jugador armero. :: DV

El Eibar fichó ayer minutos antes de cerrarse el 'mercado de invierno' al central José Antonio Espín, del Real Jaén para lo que resta de temporada. Espín es natural de Murcia va a cumplir 26 años el 9 de febrero, mide 1,84 y ha marcado 4 goles con los jienenses. El Eibar no ha pagado ni un euro al Jaén, dado que en la negociación se ha tenido en cuenta que el jugador lleva cuatro meses sin cobrar. Mañana estará en el entrenamiento bajo las órdenes de Javier Mandiola. El técnico azulgrana estaba satisfecho con la llegada de este jugador que viene avalado por los informes de Iñigo Ros.

En la agenda del Eibar, además de Espín, estaba el central y lateral izquierdo Cadamuro, de la Real Sociedad, jugador sub-23. Los realistas querían cederlo al Eibar pero al final no ha salido al estar por medio la renovación De la Bella, que aún no ha firmado su continuidad. Otro jugador que interesaba era Gonzalo. del Ontinyent, con quien se ha venido hablando. El central madrileño que milita finalmente se ha quedado en tierras valencianas, y ésta era una operación complicada. Quien se ha quedado fuera del Eibar es Urzelai que, al no saberse la evolución de su lesión, se ha decidido negociar su baja. El oñatiarra estos días no ha querido hablar y se supone que, a partir de hoy, lo hará.

El Eibar ha intentado hacerse con un defensa sub-23 para que no saliera nadie, pero sus deseos no se han visto cumplidos. Espín ha militado en el Valladolid juvenil, Pinatar, Orihuela, Ciudad de Murcia B y Real Jaén. La llegada de Espín es la cuarta incorporación, antes que él han recalado José Rodríguez (central y lateral derecho procedente del Ejido), Víctor Ibáñez (portero cedido por el Espanyol) y Juan Domínguez (delantero cedido por el Nástic).

Plantilla de 21 jugadores

Durante estas semanas han dejado el Eibar: Dani Salas (San Roque), Carlos Rubén (Extremadura). Eldín (Orihuela), Manu García (Logroñés) y Souto (Logroñés).

La plantilla queda con 21 jugadores: Víctor Ibañez e Iruretagoiena, porteros; Gañán, Espín, José Rodríguez, Añibarro, Valín, Kijera, defensas; Lombraña, Albistegi, Ros, Garro, pivotes; Lanzarote, Altuna, Cuevas, Alex García, Abaroa, Vincent, Juan Domínguez, centrocampistas; Cascón y Lago Junior, delanteros.

En el caso de Erdozia es jugador del filial que es llamado por Mandiola cuando lo necesita. «La plantilla ya la hemos cerrado. Los informes que tenemos de Espín son buenos y esperamos que nos den sus frutos. Hemos intentado traer un sub-23 para no tener que tomar ninguna medida excepcional pero no ha podido ser», señalaba ayer Mandiola. Con los 21 jugadores más los que sean llamados del filial, el Eibar luchará por intentar subir a Segunda.

La última jornada ha sido buena con la victoria lograda ante el Zamora. El Alavés está a dos puntos, el Mirandés cuenta con cinco puntos menos que los armeros y Osasuna B, cuarto, con seis menos. El Logroñés y Real Unión, quinto y sexto, respectivamente, se hallan con ocho puntos menos que los azulgranas. Lo fundamental es que el Eibar ganó, que sumó la segunda victoria consecutiva, dándole seis puntos que le hacen fortalecer sus posibilidades para aspirar al primer puesto.

El domingo visita al Sporting B, a las 12.00 horas, en tierras gijonesas. La plantilla descansará hoy, pero mañana tendrá doble sesión. Mañana miércoles será la fecha en la que hará acto de presencia del nuevo jugador José Antonio Espín. En cuanto a las bajas hay que citar únicamente al lateral izquierdo Kijera que se recupera de su contractura muscular en el isquiotibial izquierdo.

El rival del Eibar este domingo, el Sporting B, es el colista de la clasificación con 19 puntos. El filial gijonés no se encuentra en su mejor momento y la goleada encajada de 1-6 con el Mirandés es fruto de su delicada situación. Paulatinamente ha ido bajando puestos hasta colocarse en el farolillo rojo.

El partido será un arma de doble filo para los eibarreses que deben ir a ganar y conseguir sumar tres puntos que supongan reiniciar el camino del triunfo. Los armeros esperan regresar con los tres puntos.