El cómic habita en Donostia

Inaugurada la colección Luis Gasca Bilduma con decenas de miles de documentos. Es uno de los depósitos más importantes de Europa y de momento sólo va a estar abierto a investigadores y estudiosos

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.
Gasca con una reedición de Buster Brown de 1922./
Gasca con una reedición de Buster Brown de 1922.

La obsesión de Luis Gasca (San Sebastián 1933), guardar todo lo relacionado con el cómic que pasaba por sus manos, ha dado lugar a una de las mejores colecciones del mundo, con 60.000 dossieres sobre personajes, que ahora cuenta con un espacio para su consulta e investigación en San Sebastián bajo el nombre de Komikiak-Colección Gasca Bilduma. Ayer, en su presentación a los medios y a amigos que le han apoyado, el donostiarra exclamaba un expresivo: «Ya estamos aquí».

Los primeros contactos entre el coleccionista y la Diputación Foral de Gipuzkoa, que ha adquirido todo el material, comenzaron en 2004. Entonces se encargó a la empresa Tipula una primera valoración del interés de ese fondo. Después se procedió a una primera adquisición de originales, cerca de mil dibujos y viñetas, que se complementó con una donación del propio Gasca. Con posterioridad, diversas negociaciones dieron como resultado la constitución de este centro que recoge toda la documentación. Ahora, las decenas de miles de documentos de gran valor y variedad descansan en el antiguo almacén de libros del Koldo Mitxelena de la calle Reyes Católicos.

«Me veo como el crío que iba a la parte trasera de San Telmo, en la plaza de la Trinidad, donde estaba la antigua biblioteca de la ciudad, para contemplar los tres únicos volúmenes encuadernados y muy manoseados con revistas de humor e ilustradas porque no había nada más», recordaba ayer Gasca.

En una época, los años 40, donde el papel era todavía más efímero que ahora y la cultura popular no importaba, Gasca acudía a la joyería y taller de Rafael Munoa para verle dibujar y descubrir la revista 'Pinocho' de la que me regalaba ejemplares. Nos parecía imposible que el cómic estuviera en los museos».

Posteriormente, «quitando horas a otras cosas, me dediqué a salvar papeles de casas. Todo eso me llevó a un objetivo, que todo el mundo pudiera tener acceso a una información y a una documentación que yo no tuve. Además, tenía que estar en San Sebastián. Los primeros contactos fueron con María Jesús Aranburu en un almuerzo del 50 aniversario del Festival de Cine».

Luis Gasca, para quien el día de ayer tenía que ser feliz pero estuvo teñido de pesar porque el miércoles falleció su hermano pequeño, a quien quiso dedicar la inauguración del local, destacó que «en todo este proceso ha sido muy importante la amistad de mucha gente que me ha apoyado y ha colaborado desinteresadamente».

A modo de muestra del material que está disponible para estudiosos e investigadores, Gasca enseñó láminas de 'El príncipe valiente', reediciones de 1922 de Buster Brown o algunas de las piezas de los 8.000 objetos que tiene sobre Mickey Mouse, incluido un muñeco regalado por Walt Disney.

La diputada de Cultur, María Jesús Aranburu, destacó la incansable labor de un hombre que apostó por coleccionar elementos de la cultura de masas y popular cuando nadie lo hacía. «La colección va más allá de la mera exhaustividad en la producción sobre un personaje o una temática. La Colección Gasca se caracteriza por una búsqueda y una clasificación temática que, sin desdeñar los personajes o los autores, tiene un mayor recorrido, más vinculado a la clasificación temática de iconos, signos y símbolos que reflejan lo cotidiano, así como la caracterización de los valores sociales, culturales y políticos que marcan las creaciones culturales, más si cabe en las de gran difusión como puede ser el cine o las tiras cómicas».

La colección está complementada además por biografías de autores, correspondencia, diccionarios, revistas, monografías, películas, discos, carteles.. Materiales en múltiples soportes, así como dibujos originales y ediciones dedicadas por autores, y también por una importante labor de catalogación que se está desarrollando. «De momento tenemos el corpus», señaló la diputada foral, quien añadió que «queda por delante mucha labor: completar estas colecciones con fondos y documentación de artistas y creadores del país, dotando al fondo de una especialización en la colección propia que complete su amplia vertiente internacional, desarrollar la oferta más actual del cómic y publicaciones que abran las puertas de este espacio Komikiak-Colección Gasca Bilduma a toda la población, encarar, en su momento, la digitalización de originales.».

El acceso a la colección para interesados, investigadores y estudiosos se podrá realizar a través de cita previa, dentro del horario de la biblioteca del Koldo Mitxelena. Ttoda la información que ya está catalogada, y en la que trabajan tres personas, se va a ir integrando en el catálogo de la biblioteca (kmliburutegia.net).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos