«Para resolver los problemas, hay que poner la carne en el asador»

El colectivo irunés ha participado en la política municipal y foral y ha organizado un interesante programa de conferencias. El Foro Ciudadano hace un balance positivo de su actividad en 2010

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.
Reunión semanal. Socios del Foro Ciudadano Irunés en su local de la calle Francisco de Gainza. ::                             F. DE LA                             HERA/
Reunión semanal. Socios del Foro Ciudadano Irunés en su local de la calle Francisco de Gainza. :: F. DE LA HERA

En la Roma imperial, el foro era la plaza donde se debatían los asuntos públicos y donde el pretor celebraba los juicios. En el Irun del siglo XXI, el Foro -fuera de internet- es un grupo de ciudadanos que debate, participa y emprende acciones en favor de la resolución de los problemas de sus convecinos.

Hace casi nueve años, el 22 de enero de 2002, el Foro Ciudadano Irunés celebraba su sesión inaugural en el Centro Cultural Amaia, con Luis Mari Elorza como presidente y Alberto Buen como alcalde de la ciudad. La iniciativa partió del Ayuntamiento, en un intento de recoger las opiniones de los irundarras sobre temas diversos, reflejarlas en un libro blanco y actuar en consecuencia. «Hemos sido capaces de hablar y opinar sin discutir, que no es poco», decía Elorz cuando aquélla iniciativa pionera daba sus primeros pasos.

Socios activos

Cuarenta personas recogieron entonces el guante lanzado por el Consistorio. Hoy en día, no son muchas más las que mantienen vivo y activo el Foro Ciudadano. En la actualidad, este colectivo está integrado por 43 socios, que celebran reuniones todos los jueves del año -con excepción de los festivos y los que coinciden con las vacaciones estivales- en su sede de la calle Francisco de Gainza.

«No hay mucha renovación en el foro», dice su actual presidenta, Lucía Garbayo. «La gente nueva no llega a la velocidad que a mí me gustaría. Entiendo que participar en la vida pública es algo que cuesta trabajo y que requiere tiempo. La mayoría de la gente sólo se interesa por un asunto cuando le afecta muy directamente y muchos creen que colectivos como el Foro Ciudadano no sirve para nada. Pero yo puedo decir, por la experiencia que tengo, que están equivocados».

La línea marcada por la presidenta es «trabajar mucho y creer en lo que se hace. Si vas a una reunión derrotado de antemano o a calentar el asiento, es mejor que te vayas al cine. Yo creo que para solucionar los problemas, hay que poner la carne en el asador. Cuando la pones, no voy a decir que se ase siempre, pero algunas veces se asa. De eso, puedo dar fe».

El Foro Ciudadano Irunés ha hecho un balance positivo de su actividad en este año 2010 que ahora termina. Además de organizar sus reuniones semanales, representantes del Foro han participado en las comisiones municipales de Urbanismo, Cultura, Bienestar Social, Relaciones con el Ciudadano y Hacienda. No tienen voto en ellas, pero se hacen oír. También han tomado parte en el Consejo Asesor de Urbanismo y en el Plan de Movilidad y a través de la Plataforma de Olaberria, han asumido el documento contra el PTP.

Reuniones y conferencias

A lo largo del año, representantes del Foro Ciudadano Irunés han celebrado reuniones con el diputado general Markel Olano, con los responsables forales de Infraestructuras Viarias, Eneko Goia y Política Social, Maite Etxaniz, para tratar temas como el desdoblamiento de la N-1 o la futura residencia de ancianos de Arbes.

En varias ocasiones, miembros del Foro se han reunido con el alcalde de Irun, José Antonio Santano y han mantenido encuentros con varios delegados de área del Ayuntamiento y con los portavoces locales de PP, PNV, EB-Berdeak y Aralar. Entre los temas tratados, pueden citarse el proyecto de recuperación del espacio ferroviario, la N-1, la residencia de Arbes, la Policía Local, el TAV, la ampliación de Miramón en Zubieta y la Universidad en Irun.

Pero una de las actividades que más ha satisfecho al Foro Ciudadano Irunés en este 2010 ha sido la participación de Lucía Garbayo en el Consejo de Mayores de Gipuzkoa, un órgano colegiado adscrito al departamento de Política Social de la Diputación, en el que se ha reivindicado, entre otras cosas, la construcción del centro residencial de Arbes. «Creemos que es muy importante llegar más allá del ámbito municipal, porque en temas relacionados con los mayores, es la Diputación la que corta el bacalao», dice Lucía. «Estar presentes, de manera oficial, en el Consejo de Mayores ha sido muy interesante para nosotros, porque nos ha permitido hablar directamente con las personas que manejan la financiación. Desde ahí, se pueden impulsar muchas cosas. Cuando acudes a reuniones políticas, sabes que nunca vas a conseguir el 100%, pero siempre puedes sacar algo».

El Foro Ciudadano ha mantenido, a lo largo de 2010, reuniones puntuales con Asociaciones de Vecinos y con otros colectivos ciudadanos, como 'Appebida', «a la que apoyamos en su reclamación de justicia para los prejubilados forzosos» o Irungo Bilgune Feminista. La relación con este último colectivo le ha parecido a Lucía Garbayo especialmente enriquecedora «porque es una asociación de jóvenes. Contacté con ellas hace tres años, en Lakaxita y el intercambio ha sido muy interesante. Son personas muy trabajadoras, activas y con ideas y siento un gran respeto por lo que hacen. Es la gente joven la que va a coger el testigo».

El Foro ha realizado, por otra parte, una interesante aportación a la vida cultural y social de la ciudad, a través de la organización de conferencias, que han tratado temas como la inmigración, el divorcio o la educación de menores. En este último caso, con Emilio Calatayud como ponente y un lleno total en el auditorio Amaia. «Todavía hay gente que nos para por la calle para agradecernos la conferencia del juez y eso es algo muy satisfactorio para el Foro Ciudadano».