Una iniciativa popular con 1.189 firmas pide el traslado de las pistas de Plaiaundi

M.J.A.IRUN.

Una iniciativa popular respaldada por 1.189 firmas ha reclamado al Ayuntamiento de Irun el traslado de las instalaciones deportivas de Plaiaundi para permitir la completa regenaración del parque ecológico. Los firmantes expresan en su escrito su «malestar e indignación por la demora en el traslado de las instalaciones deportivas enclavadas en el corazón del parque», un traslado que consideran «imprescindible para poder completar la regeneración medioambiental de este espacio protegido internacionalmente». Lo que exigen los firmantes es «que tanto el Ayuntamiento de Irun, como las administraciones competentes, cumplan los compromisos voluntariamente adquiridos hace ya más de 16 años».

Las firmas han sido ya entregadas en el SAC y dirigidas tanto al alcalde de Irun, José Antonio Santano, como a los departamentos municipales relacionados con esta reclamación. Entre los 1.189 firmantes se encuentran Juantxo López de Uralde, hasta hace poco director ejecutivo de Greenpeace en España y hoy cabeza de la Fundación Equo, y la de Raül Romeva, Eurodiputado de Los Verdes.

Los motivos

En su exposición de motivos, los firmantes de la reclamación recuerdan que hace más de 16 años «el Ayuntamiento de Irun, junto a las demás administraciones implicadas, firmó el Plan Especial de Protección y Ordenación de los Recursos Naturales del Área de Txingudi. Este Plan recoge las medidas necesarias para la recuperación y restauración medioambiental de Txingudi «y una de las zonas más vitales de este espacio es la de Plaiaundi, catalogada con las más importantes figuras de proteccióninternacional (RAMSAR, Red Natura 2000; ZEPA y LIC).

Los firmantes de la reclamación consideran «legítimo el derecho a la práctica del deporte y el contar para ello con unas instalaciones dignas y adecuadas» y reconocen «la labor que los clubes Bidasoa Atletiko Taldea y Rugby Club Irun desarrollan especialmente con jóvenes y escolares». No conciben, sin embargo, «que el Ayuntamiento haya sido incapaz, en más de 16 años, de construir unas nuevas y mejores instalaciones deportivas en otro lugar más adecuado y que tanto deportistas como defensores de la Naturaleza, podamos ver cumplidas las obligaciones a las que el propio Ayuntamiento se comprometió».