El vial de Gazteluzar mejora su anchura e iluminación tras la renovación

Son las primeras obras financiadas por el Plan E que han finalizado. Las mejoras incluyen una rampa de acceso peatonal en la calle José María Iparragirre

JOANA OCHOTECOIRUN.
Ahora con acera. El alcalde, representantes políticos y vecinos visitaron la zona renovada. ::
                             F. DE LA 
                            HERA/
Ahora con acera. El alcalde, representantes políticos y vecinos visitaron la zona renovada. :: F. DE LA HERA

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, junto con el delegado de Obras, Miguel Ángel Páez, miembros de la corporación municipal y vecinos de la zona visitaron ayer el renovado vial de Gazteluzar. Los trabajos llevados a cabo en la carretera que une Teodoro Murua con Bienabe Artia, tramo de 220 metros de longitud, fueron financiados por el Plan E 2010 y finalizaron el pasado mes de octubre.

Las obras, que fueron adjudicadas a Campezo Construcción S.A.U. por 398.539,02 euros, «habían sido muy solicitadas tanto por los vecinos como por el colegio Gazteluzar», explicó el alcalde. Anteriormente, las dimensiones del vial eran bastante más reducidas y no disponía de acceso peatonal. Tras la finalización de los trabajos, el tramo ha ganado en anchura, contando ahora con 6,5 metros, y se le ha añadido una acera de 2,65 metros.

Mientras que en la situación anterior «se imponía el paso de vehículos», a través de las mejoras se garantiza «el tránsito peatonal desde el entorno de Gazteluzar hasta el cementerio», señaló Miguel Ángel Páez. La zona «es muy transitada», al estar situado en el vial un centro escolar. La nueva acera «garantiza la seguridad que buscábamos», subrayó el delegado de Obras.

Nueva rampa de acceso

Las renovaciones incluyen la canalización de una nueva red de agua potable dentro del ámbito de actuación y mejoras en el alumbrado de la zona. Asimismo, en el proyecto se ha incluido la construcción de unas rampas de acceso, en la calle José María Iparragirre, que servirán como alternativa a las escaleras ya existentes. La nueva rampa, que ha necesitado la ejecución de varios muros de contención, cumple con la actual normativa de accesibilidad en entornos urbanos. Esta cuesta ha permitido mejorar el acceso tanto a las viviendas de la calle Iparragirre como a la trasera del colegio.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Artia-Azken Portu, José Manuel Lavín, señaló respecto a las actuaciones llevadas a cabo que «las habíamos reivincado desde hace muchos años». Valoró positivamente el renovado vial, si bien puntualizó que «falta la segunda parte, porque hay que enlazarlo con la subida a Gazteluzar». Otra de las mejoras que el presidente de la AVV sugería consiste en «una barrera de arbolado para que, visualmente, no tengamos el impacto tan fuerte que supone Zaisa III». José Manuel Lavín señaló, asimismo, que los nuevos accesos peatonales «eran también muy necesarios, e indudablemente mejoran la calidad de vida de los vecinos».