Ninguna razón para no votar 'no'

«El paso del tiempo nos da la razón en los análisis que dijimos hace un año, como que había que hacer un Plan Financiero. De los pasos que dictaba ese documento, algunos se han tenido en cuenta a la hora de elaborar el presupuesto, pero otros no. No vemos que se vaya a una reducción del gasto respecto de 2010. Además, no coincidimos en la lectura de muchas cosas (gasto social, participación ciudadana, bibliotecas, centros cívicos) que hace el Gobierno. Y con lo que ha pasado en el Pleno, seguimos sin encontrar ningún motivo para cambiar de opinión. Nuestro voto es en contra».