El Gobierno no quiere consenso

«Hasta el último momento no habíamos perdido la esperanza de que se admitieran algunas de nuestras enmiendas. Pero con 2 enmiendas retiradas que se incluyen en partidas existentes... y una transaccionada a la mitad, hay poco que hacer. Hemos hecho el esfuerzo que nos tocaba hacer: estudiar el presupuesto, hablar con los ciudadanos, presentar las enmiendas en plazo, establecer de dónde detraer el dinero para esas enmiendas... Pero el Gobierno no ha querido incorporar iniciativas de otros grupos, no ha intentado consensuar. Parece que cuando no le hace falta, no le interesa el consenso».