«Es estúpido luchar por la religión»

John Mathews es ex presidente de la Alianza de Irlanda del Norte, el único partido político significativo que cuenta con el apoyo de los católicos nacionalistas irlandeses y también de los protestantes unionistas, y que se opone frontalmente al sectarismo y la discriminación. Por eso, Mathews afirma rotundo que «luchar por la religión es la mayor locura y estupidez que puede existir». Subraya que la convivencia ha mejorado en Irlanda del Norte desde la firma del Acuerdo de Viernes Santo de 1998 «porque cada vez hay una mayor y mejor cooperación entre los distintos grupos políticos y dirigentes de distintos colores que cooperan y trabajan juntos». También destaca el importante papel que ha tenido la constitución de la Asociación de Gobiernos Locales de Irlanda del Norte, de la que ha sido presidente, ya que considera prioritario «trabajar con asociaciones de la comunidad e involucrar a la población». Sin embargo, no oculta que todavía perduran en algunas zonas de Belfast «muros enteros que dividen a la sociedad». «Sin embargo, para mí es importante que los representantes políticos estén haciendo esfuerzos para trabajar juntos», añade. Tampoco olvida que el cese de las acciones armadas por parte del IRA, en 2005, ha jugado un papel decisivo en favor de la convivencia, e incluso él mismo afirma que «algunos antiguos miembros del IRA son ahora mis amigos». Por último, a su juicio, el único paralelismo entre Irlanda del Norte y Euskadi es que «en ambos existe un conflicto de identidad».