La ordenanza del euskera, necesaria para unos, discriminatoria para otros

El secretario admitió que «puede tener discrepancias con la legalidad». Los nacionalistas la ven necesaria para la normalización lingüística y PP y PSE dicen que margina al castellano

JUANMA GOÑITOLOSA.
Un momento del debate sobre la nueva ordenanza del euskera en el último Pleno./
Un momento del debate sobre la nueva ordenanza del euskera en el último Pleno.

Los concejales nacionalistas aseguran que es una ordenanza necesaria para conseguir la «discriminación positiva» del euskera y fomentar su uso en Tolosa con el fin de llegar a una normalización lingüística «hoy inexistente». Desde el Partido Socialista y el Partido Popular, sin embargo, han acogido la aprobación de esta ley con disgusto porque entienden que se trata de una normativa restrictiva que «pretender claramente desplazar al castellano de la vida municipal y social de Tolosa».

La nueva ordenanza del euskera, aprobada en el último Pleno con los votos de PNV, EA y H1 y el posicionamiento contrario de PSE y PP, podría tener además problemas legales. El secretario municipal, a instancias del portavoz socialista, Oscar Renedo, así lo reconoció: «Aunque se ha afinado con respecto al borrador inicial, lo cierto es que la ordenanza que se ha aprobado en el Pleno puede tener discrepancias con la legalidad. Si alguien la recurre, no es descartable que pudiera acabar invalidada», dijo el secretario.

En el PSE aducen que la nueva ordenanza tiene muchos puntos en común con la que presentó el Ayuntamiento de Azpeitia, y que fue rechazada por los tribunales. Se entendía que invadía terrenos que al Ayuntamiento no le correspondían en su objetivo de promover el euskera, tales como la justicia o la sanidad. Tanto Renedo como Yáñez, portavoz del PP, entienden que la ordenanza es muy «restrictiva» y no menciona para nada los derechos de los castellanoparlantes y cuando se refiere a que el euskera es «la lengua oficial de Tolosa, se olvida de que el castellano también lo es».

En el PNV, EA y H1, lógicamente, no lo ven así sino todo lo contrario. Argumentan que el euskera sigue siendo un idioma discriminado en Tolosa, ya que los euskaldunes no tienen el derecho a usar su idioma en la vida social y cotidiana, por lo que es necesario que se impulsen medidas para lograr su plena normalización.«Basta que haya un castellanoparlante en un grupo de euskaldunes para que ya no podamos hablar en euskera», aseguró Andoni Iturzaeta.

La concejala de euskera, Ainhoa Etxeberria, recordó que el índice de utilización del euskera en Tolosa se sitúa en un 42%, que los tolosarras vascoparlantes son un 64,5% y que «el futuro se expresa en euskera». Por eso entendió que «existía una necesidad de redactar esta nueva ordenanza que rija la promoción y regulación del euskera», ya que la anterior data de 1990 y ahora «hay que adaptarse a la nueva realidad sociolingüística».

La ordenanza es, por tanto para los concejales nacionalistas, un instrumento que dé un empujón para alcanzar la normalización lingüística en Tolosa. Defienden sus objetivos básicos: favorecer y garantizar el uso del euskera en los ámbitos de la administración, de la cultura y de las relaciones sociales en Tolosa. ALGUNOS PUNTOS

- El euskera es la lengua oficial del Ayuntamiento y de Tolosa.

- El Ayuntamiento dispensará un trato preferente al euskera.

- Los nombres de las calles, caminos, barrios, montes y ríos serán establecidos en euskera.

- El euskera será lengua de trabajo en el Ayuntamiento y lengua de servicio a la ciudadanía.

- Cuando haya que usar las dos lenguas, el euskera tendrá un trato preferente.

- Para el Ayuntamiento tendrán preferencia publicitaria los medios de comunicación en euskera. Los que no lo sean, deberán aproximarse al índice del uso del euskera en Tolosa, un 42%.

- Todos los impresos utilizados por el Ayuntamiento serán redactados en euskera.

- El Ayuntamiento llevará a cabo de forma permanente actuaciones para promocionar el uso del euskera en la población.

- Todas las señales de tráfico estarán redactadas en euskera.

- Todos los impresos del transporte público estarán redactados al menos en euskera.

- Las asociaciones que reciban subvenciones públicas y difundan mensajes por megafonía deberán emitir sus mensajes principalmente en euskera.

- Los barraqueros o kioskeros o quienes utilicen suelo público deberán garantizar el euskera en sus propagandas o carteles para poder tener el permiso de instalación.

- El Ayuntamiento trabajará para que en todos los colegios de Tolosa se imparta la enseñanza en el modelo más euskaldun posible.

- El Ayuntamiento organizará actividades culturales y de ocio en euskera con objeto de euskaldunizar la vida social del municipio.

- Los ciudadanos que observen algún tipo de incumplimiento de esta ordenanza podrán tramitar la queja correspondiente a través de la Comisión de Euskera.

- El Ayuntamiento se dirigirá íntegramente en euskera a los ciudadanos y ciudadanas que lo soliciten. En las comunicaciones dirigidas al resto de la ciudadanía el euskera recibirá un tratamiento preferente.

- Se ejecutará un plan de uso del euskera para cada trabajador del Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos