Ormazabal e Ikusi se unen y crean un nuevo grupo industrial vasco

Alumbran una corporación con 3.000 trabajadores y vocación de liderazgo mundial en los sectores de electricidad, electrónica y telecomunicaciones

MIGUEL ANGEL MATA MMATA@DIARIOVASCO.COMSAN SEBASTIÁN.

Los grupos vascos Ormazabal e Ikusi han llegado a un acuerdo para unir sus esfuerzos y capacidades y dar luz a un nuevo grupo industrial vasco con vocación de liderazgo mundial en los sectores de electricidad, electrónica y telecomunicaciones. Los presidentes de ambas compañías, Javier Ormazabal y Ángel Iglesias, iniciaron formalmente ayer el proceso que culminará con la creación de una corporación con una plantilla de 3.000 trabajadores y una facturación de 542 millones de euros, según datos de 2009. La operación está pendiente de la aprobación del Comité Nacional de la Competencia, situación que podría darse en las próximas semanas.

Tras varios meses de negociación -las conversaciones se iniciaron en verano- durante los que se han barajado diferentes alternativas de asociación, las partes han optado por crear una corporación, de la que será presidente Javier Ormazabal mientras que Ángel Iglesias asumirá la vicepresidencia. Ikusi se integra en la nueva estructura al 100%, mientras que Ormazabal, grupo compuesto por nueve empresas, aporta la parte eléctrica de su negocio, que representa el 90% de su facturación y plantilla.

Aunque no se han desvelado los detalles concretos de la operación, todo apunta a que Ormazabal adquirirá las participaciones minoritarias de Ikusi, entre las que destaca el 33% de Caja Navarra, mientras que Iglesias se mantendrá como accionista del nuevo grupo. La unión de ambas compañías no tendrá repercusiones en el empleo, según afirmaron fuentes de la empresa, que destacaron que se trata de compañías con actividades y tecnologías complementarias que no generan duplicidades.

La sede de la nueva Corporación Ormazabal Ikusi estará en el vizcaíno Parque Tecnológico de Zamudio, aunque Ikusi seguirá manteniendo sus instalaciones y el desarrollo de su actividad central en el Parque de Miramón, en Donostia. De hecho, la actividad de Ikusi no sufrirá variaciones, según las fuentes consultadas, en una «práctica habitual» cada vez que Ormazabal ha adquirido o se ha unido a otra empresa competitiva y solvente como en este caso.

Con su unión, Ormazabal e Ikusi aspiran a consolidarse como un jugador de primer nivel internacional en los ámbitos de la electricidad, la electrónica y las telecomunicaciones. No en vano ambas compañías ocupan posiciones de liderazgo en sus respectivos mercados. Ormazabal aporta su actividad en la fabricación de equipos y suministro de soluciones para redes de distribución eléctrica, mientras que Ikusi facilita su experiencia como productor de equipos y proveedor de soluciones integradas en los ámbitos de la electrónica, comunicaciones, software y telecontrol.

Una complementariedad de actividades que les sitúa en una posición competitiva destacada para abordar nuevos retos como el desarrollo de las redes eléctricas inteligentes.

La relación entre Ormazabal e Ikusi no es nueva. Además de haber colaborado antes en varios proyectos, desde hace un año Javier Ormazabal formaba parte del consejo de administración de Ikusi y Ángel Iglesias del Grupo Ormazabal.