El descarte de la candidatura ibérica no frena la remodelación de Anoeta

El proyecto podría sufrir modificaciones para hacerlo más asequible. El Mundial 2018 se jugará en Rusia pero Aperribay asegura que «no es un revés» para el futuro campo

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.
Proyecto vivo. Jokin Aperribay observa la tribuna principal de Anoeta, cuyo plan de remodelación sigue adelante. ::                             MICHELENA/
Proyecto vivo. Jokin Aperribay observa la tribuna principal de Anoeta, cuyo plan de remodelación sigue adelante. :: MICHELENA

El descarte de la candidatura ibérica como sede del Mundial 2018 en beneficio de Rusia no impedirá la remodelación del estadio de Anoeta, que aspiraba a ser sede de la cita mundialista. La Real está decidida a seguir adelante y cuenta con el respaldo de todas las instancias implicadas en el proyecto para seguir avanzando con la tramitación y desarrollo del mismo.

La elección de Rusia, de todas formas, implica ciertos cambios porque ser sede del Mundial habría facilitado de forma importante las vías de financiación de un proyecto que exige una fuerte inversión económica, cifrada en un principio en unos 80 millones de euros, monto que podría reducirse ahora introduciendo algunas modificaciones sobre la idea inicial.

La ausencia de Mundial no cuestiona la remodelación de Anoeta, prioritaria para la Real y autorizada por el Ayuntamiento de San Sebastián, propietario del recinto. Sin embargo, sí podría influir en «la dimensión y las fórmulas de financiación del nuevo estadio», según asegura el presidente blanquiazul, Jokin Aperribay, quien añade que «la vocación de la Real es que el campo sea una realidad con independencia del Mundial, para lo que esperamos aunar voluntades en torno a la remodelación».

Jokin Aperribay explicó que «la Real va a seguir trabajando para que el proyecto siga adelante porque es la ilusión de todos los realistas y además el estadio es la principal o una de las principales fuentes de ingresos de cara a futuro para este club».

Según el presidente realista «que hayan elegido a Rusia para organizar la cita de 2018 no es un revés, porque nuestro objetivo no era traer el Mundial a Anoeta, sino que era una coyuntura para conseguir nuestro objetivo. Nuestro fin sigue siendo la remodelación de Anoeta en todo caso, para lo que estamos trabajando con todas las instituciones implicadas».

«Nueva oportunidad»

El presidente de la Real considera incluso que el descarte de la candidatura ibérica y, con ello, la desaparición de ciertas exigencias, como la obligatoriedad de llegar a 41.000 asientos como mínimo, abre nuevas oportunidades. «Ahora se puede abordar el proyecto con más flexibilidad, que nos puede abrir nuevas posibilidades a la hora de plantear el proyecto. Tenemos que ver cómo afrontamos la situación, pero en todo caso seguiremos trabajando para sacar adelante un proyecto estructural para el club».

Todavía no está finalizado el proyecto definitivo y concreto de cómo serían las obras, pero la Real ya trabajaba desde hace tiempo con las dos posibilidades, que hubiera Mundial o que no. La elección de Rusia como sede para el 2018 no le ha pillado con el paso cambiado.

Si la FIFA hubiera otorgado el torno a la candidatura ibérica, Anoeta habría tenido que ampliarse hasta las 41.000 localidades para cumplir las exigencias mínimas de aforo. Ahora que ya se sabe que no acogerá partidos de la cita mundialista no sería necesario alcanzar esa cifra de asientos y podría plantearse una ampliación más modesta y, en consecuencia, más barata.

El proyecto sin Mundial también incluye el acercamiento de las gradas al campo, aunque elimina algunas de las intervenciones más complejas desde el punto de vista arquitectónico -las más costosas-, imprescindibles para llegar a 41.000 asientos pero que pueden ahorrarse con un incremento del aforo menor pero que, en todo caso, sería también significativo. Todos estos son planteamientos previos ya que el proyecto en papel no está todavía redactado y cerrado.

La Real mantiene contactos avanzados tanto con Anoeta Kiroldegia, entidad municipal propietaria del estadio, como con Gobierno Vasco, Diputación y Kutxa, entidades interesadas en los posibles nuevos usos que podría ganar la instalación.

La remodelación de Anoeta se acometará a través de un concurso público que convocará el Ayuntamiento de San Sebastián. Lo previsible es que la Real se presente en solitario o, en todo caso, gane el concurso por el cual se adjudicaría la gestión de esos espacios que se generarían sea en forma de torres u otro tipo de diseño.